Ono extenderá su cable por el resto de España salga o no adelante la fusión con Auna


"Ono no se va a parar en las zonas donde está" actualmente -22 provincias, 140 ciudades, 2.893.629 hogares pasados-, sino que habrá un momento en que "tendrá que saltar" a otras áreas geográficas. Así se expresó ayer el director general de Clientes y Servicios de Ono, Fernando Ojeda, precisamente en el día en que finalizaba el plazo para presentar ofertas preliminares en el proceso de venta de Auna, compañía con cuya parte de telefonía fija Ono tiene intención de fusionarse si sale adjudicatario.Ésa sería la "forma obvia de crecer", comentó Ojeda, "fusionarse con Auna", pero "con fusión o sin fusión, no habrá confusión, saldremos fuera de nuestra zona", añadió.




Ana Tudela. La Gaceta de los Negocios

Ono ha crecido en la telefonía fija por cable en España por dos vías: la obtención de licencias en concursos públicos, con la que ha desplegado la mayor parte de su red; y comprando compañías, como hizo con Retecal (Castilla y León) en octubre de 2004.

La diferencia entre una y otra estrategia consiste en que, mientras cuando parten de su licencia el despliegue lleva un orden determinado con un previo sondeo del mercado residencial que aceptará sus ofertas, al adquirir una compañía deben invertir para colocarla al nivel del resto del grupo, tanto en despliegue de infraestructura como en atención al cliente y penetración. En el caso de Retecal, cuya compra aportó 95.000 clientes, "llevar a la compañía a los niveles de Ono supondrá entre uno y dos años". Sin querer contestar directamente a cuánto tiempo estiman necesario para poner el cable de Auna en "niveles Ono" y menos a cuánta inversión supondrá, Ojeda reconoció que "cualquier cosa que se compre necesitará una puesta a punto enorme". El coste de esa puesta a punto, si fuera de Auna, debería sumarse a los 2.600 millones de euros en que se ha valorado la parte fija de la compañía.

Pero como eso son futuribles, Ono se ha puesto este año a mejorar los niveles de penetración y rentabilidad de las zonas en las que opera en el negocio residencial. El objetivo es lograr que los clientes contraten los tres servicios: telefonía, Internet de banda ancha y televisión. El cebo comercial es una oferta triple play de servicios combinados a 49,95 euros al mes que incluirá llamadas locales, provinciales e interprovinciales gratis entre hogares clientes de Ono, un centenar de canales de televisión digital y una conexión a Internet de cuatro megas. En abril, Ono terminó de migrar a todos sus clientes de banda ancha de la velocidad de 600 kbps a tres megas. La novedad, reconociendo que la competencia les ha "sorprendido con las llamadas a un céntimo" por minuto, será que desde el 7 de junio Ono ofrecerá llamadas de un máximo de 60 minutos a cero céntimos por minuto con clientes que no sean Ono. Sí cobrará, al igual que en la oferta de la competencia, el coste de establecimiento de llamada y el cliente deberá elegir entre esta oferta o las llamadas gratis con clientes de Ono.

Un 118... gratis

Otra de las novedades, que empezará a funcionar el 1 de junio, es el número de información 11828, adquirido junto con la compra de Retecal, y que Ono va a utilizar para dar información a sus clientes sin coste. El número estará operativo para clientes que no sean de la compañía a un coste de 39 céntimos por minuto.

pdfprintpmail