La Europa de los ciudadanos golea a las multinacionales


El día 6 de julio de 2005, hace una eternidad, el Pleno del Parlamento Europeo rechazó, por 648 votos a favor, 14 en contra y 18 abstenciones, la directiva sobre patentes de software por segunda vez en dos años . Ahora parece que definitivamente. Durante este tiempo el Consejo de Europa y la Comisión han estado mareando la perdiz, para eludir el primer mandato del soberano Parlamento.




La noticia es buena porque invita a creer en un modelo de Europa de los ciudadanos, escépticos con administradores más pendientes en favorecer las cuentas de resultados de lobbys que anteponen sus legítimos intereses comerciales al interés general.

Con esta decisión, Europa indica a las multinacionales que hagan y dejen hacer, que aflore más creatividad en innovación y desarrollo tecnológico, a diferencia de EE UU donde la posibilidad de patentar software está canibalizando su mercado. Europa apuesta por la diferenciación de los productos y de los servicios, abriendo el abanico para que los ciudadanos ejerzan con plenitud de garantías el derecho a la libertad de elección de los productos y de los servicios, por dinamizar mercados equilibrados, por el ejercicio de la libre competencia para empresarios grandes, medianos, pequeños e individuales,

También es una buena noticia el papel que la utitilización de Internet ha supuesto, para la coordinación de miles de ciudadanos europeos cuyo interés comun ha sido evitar la patentabilidad del software en Europa. Desde Internet se ha buscado el encuentro, el debate abierto y la transparencia entre representantes y representados.

Gracias a Internet miles de ciudadanos han estado alerta y en línea, informados al minuto de lo sucedido con el recorrido que esta Directiva ha hecho por las instituciones europeas, dando respuesta puntual a cada movimiento. Hasta llegar a la decisión de anteayer. Internet madura.

Víctor Domingo en la B!tacora

pdfprintpmail