Bruselas expedientará a los países que no cumplan la normativa de liberalización


El comisario europeo de Empresa y Sociedad de la Información, Erkki Liikanen, y su colega de Competencia, Mario Monti, propondrán al Colegio de comisarios el 20 de diciembre abrir un procedimiento de infracción contra los países que no cumplan el reglamento europeo sobre apertura del bucle local, según anunció hoy el propio Liikanen.




Europa Press
El comisario no quiso precisar qué países recibirán una carta de Bruselas por no abrir suficientemente a la competencia las llamadas telefónicas locales, pero sí afirmó que el "punto fundamental es el acceso compartido", es decir, el que una operadora pueda alquilar líneas locales al operador dominante para ofrecer servicios sólo de datos -Internet- o sólo de voz.

De ser así, la Comisión podría abrir expedientes de infracción hasta a 11 países de la UE -incluido España-, ya que sólo en cuatro países, Suecia, Finlandia, Bélgica y Dinamarca, está operativo el acceso compartido. Francia también está realizando pruebas.

Liikanen explicó que la liberalización de las llamadas locales incluye cuatro aspectos: publicación de ofertas para apertura del bucle local, publicación de ofertas para acceso compartido, apertura total de la línea local y disponibilidad del acceso compartido. Según los datos de que dispone la Comisión Europea, todos los países de la UE han publicado ofertas para la apertura total del bucle local, y 10 han publicado también ofertas de referencia para el acceso compartido, todos menos Portugal, Luxemburgo, Italia, Grecia y Alemania, con lo que es casi seguro que estos países serán expedientados.

Sin embargo, sólo en los países nórdicos y Bélgica esto es operativo, por lo que el número de expedientes podría elevarse hasta 11. La normativa europea sobre apertura del bucle local fue aprobada por los Quince el año pasado y, al tratarse de un reglamento, es de aplicación inmediata y, por tanto, la liberalización es obligatoria desde enero de este año. El comisario hizo este anuncio en el transcurso de una rueda de prensa para presentar el Séptimo informe sobre la liberalización de las telecomunicaciones en la UE. El documento considera que el proceso ha sido satisfactorio, pero identifica "cuellos de botella" que impiden el crecimiento del sector. En concreto, señala que el alquiler de líneas sufre aún grandes diferencias de precios entre los distintos países de la UE y, además, gran lentitud en el suministro de líneas. El comisario calificó de "inaceptable" el nivel de precios de alquiler de líneas. Un ejemplo de las grandes diferencias es que el alquiler de una línea nacional de 50 kilómetros en España cuesta 5,82 millones de pesetas (35.000 euros) al año, mientras que en Suecia cuesta 1,53 millones de pesetas (9.200 euros).

Liikanen afirmó además que en la UE hay "nueve enfoques reglamentarios distintos" a la cuestión de alquiler de líneas. Otros "cuellos de botella" son la persistencia de distorsiones tarifarias y aspectos de la interconexión, especialmente el coste de las llamadas a redes móviles y la implantación de una tarifa plana para el acceso a Internet.

Reproducido de Europa Press

pdfprintpmail