Archivado en Noticias, Privacidad

¿Guerra al terrorismo? A este precio la tenemos perdida


Leo en el diario Levante online que en Francia fue presentado ayer en Consejo de ministros, en medio de las críticas de las asociaciones de derechos humanos y de magistrados y de la Comisión Nacional sobre Informática y las Libertades, un proyecto de ley para luchar contra el terrorismo.




«El riesgo terrorista es real. Debemos seguir totalmente movilizados», afirmó el presidente francés, Jacques Chirac.

¿Cuándo no fue el riesgo real? ¿Creen que el terrorismo desaparecerá algún día? ¿Creen que es algo nuevo? Los historiadores saben que el terrorismo (en sus múltiples facetas) ha acompañado a la humanidad desde el inicio de los tiempos. ¿Movilizados? NO estamos en guerra.

Continúa la noticia en el diario: La futura norma, que será examinada con carácter de urgencia por el Parlamento desde el próximo día 22 con vistas a su adopción antes de fin de año, fue presentada por el ministro de Interior y número dos del Gobierno conservador francés, Nicolas Sarkozy. «Mi deber es asegurar la seguridad de las personas», dijo Sarkozy, al denunciar como «una polémica estéril» las críticas al texto y rechazar las acusaciones de «Estado policiaco».

Este es el problema de la Democracia Representativa y el Gobierno por Ministerios. “Su” “deber” es “asegurar la seguridad” “de las personas”.

¿”Su”, a nivel personal, de Ministro, de Ministerio…de político? ¿”deber”, a nivel de responsabilidad, de obligación, de orden…? ¿”asegurar la seguridad”? ¿A cambio de qué (cuál es el coste de todo eso, qué piensan en los demás Ministerios)? ¿cree que se puede asegurar la seguridad? ¿qué es la seguridad?
¿”de las personas”, a nivel de ciudadanos, votantes, nacionales, transeuntes, mundiales…? ¿”polémica estéril”? ¿qué tal debate necesario?

Termina la noticia: Sacando las lecciones de los atentados de Londres, donde las cámaras permitieron identificar a posteriori a los kamikazes, el proyecto prevé el desarrollo de la vídeo-vigilancia, no sólo en aeropuertos, estaciones de trenes y otros transportes públicos, sino también junto a lugares de culto o comercios.

El texto refuerza el control de las comunicaciones por teléfono e internet y el de los viajes a países de riesgo, y endurece las penas por la preparación de actos terroristas contra personas.

La policía vería considerablemente reforzados sus poderes de actuación sin mandato judicial. Así, la policía tendría acceso automáticamente a los datos personales de pasajeros de compañías aéreas, marítimas y ferroviarias, y de los usuarios de operadores telefónicos, y a los ficheros administrativos (como el carné de conducir e identidad).

Sistemas de vigilancia

Y podría instalar donde quiera sistemas de vigilancia fotográfica de vehículos, fotografiar a sus ocupantes y guardar las imágenes durante ocho días.
Los operadores de telefonía y los cibercafés deberán conservar los datos de conexión de las comunicaciones (quien ha llamado a quien, desde dónde y durante cuánto tiempo, pero no el contenido) y entregárselos a la policía. Los cibercafés son, según los expertos, un lugar privilegiado por terroristas islámicos, caso del llamado terrorista del zapato, Richard Reid.

O sea, que por un terrorista que se identificó con un método que vulnera los derechos de intimidad y que no cuenta con las medidas de rigor, control, y verificación de buen uso correspondiente, hemos de adoptar ese método como salvación. Pues que sepa que hay terroristas (y muchos) que se han detenido con controles aleatorios de tráfico. ¡A instaurar controles de tráfico en cada calle, y en cada carretera, todos los días!

Además, ¿un “país de riesgo”? ¿Desde cuándo los países enteros son de riesgo? Sólo se me ocurre en el caso de que el principal dirigente del país abogue por los ataques contra enemigos reales o imaginarios, como el caso de las declaraciones del presidente de Iran, o del presidente de EEUU. ¿Están los dos países en la lista? ¿Y qué culpa tienen sus ciudadanos de haber nacido en ellos?

Por último lo de “poderes de actuación sin mandato judicial” da miedo, mucho miedo. ¿No conocen casos de corrupción policial? Que conste que tengo varios amigos policías. Pero también conozco a varios policías que son más peligrosos que un representante de una sociedad de gestión en un Ministerio de Cultura.

Datos de pasajeros, usuarios de telefonía, y ficheros administrativos. O sea TODOS los datos. Sin control judicial. ¿No conocen casos en los que gobiernos autoritarios (e incluso supuestamente democráticos) emplearon esos datos para hacer depuraciones politico/ideológicas entre su población? ¿Les suena la Caza de Brujas en EEUU, o los campos de concentración para Japoneses, ciudadanos de EEUU? Por no hablar de Hitler, Franco, Videla, Pinochet, Pol Pot, etc. El primer ejemplo era de un país democrático que NO estaba en guerra.

Y para los que me leéis desde un cibercafé, desconectaos de mi página, no sea que crucen datos y por ser mi blog un favorito entre supuestos terroristas (por ejemplo, ciudadanos de determinado país, o con determinado apellido, o con multas de tráfico por pagar, o con denuncias anónimas de vecinos enfadados) me acusen a mí. ¿Os reís? Leed este / y este artículo y comprobad como miles de personas en EEUU ya han sufrido innumerables problemas por tonterías como esa.

NO ES LA GUERRA, E INCLUSO SI LO FUESE NO PODEMOS PERMITIR QUE HAGAN LO QUE LES DE LA GANA CON NUESTROS DERECHOS CIVILES. SI LO HICIESEN YA HABRIAMOS PERDIDO LA GUERRA. Más sobre este concepto en este artículo.

Reproducido del blog de Jorge Cortell

Sale a la calle la campaña contra la traza privada sin control judicial


pdfprintpmail