Archivado en Noticias, Gobierno y Leyes

El Gobierno definirá antes de fin de año el último "price cap" de Telefónica


La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, presidida por el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, aprobará de aquí a fin de año el último 'price cap' de Telefónica, correspondiente al ejercicio 2006, que no tendrá demasiadas sorpresas y sí una tendencia continuista, de cara a la supresión de este sistema de precios regulados, que según la propuesta de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) debería hacerse efectiva en el ejercicio 2007.




Terra - La decisión debe tomarse antes de que expire el actual marco regulatorio de precios, a propuesta de los ministerios de Economía y Hacienda y de Industria, Turismo y Comercio y previo informe de la CMT.

El 22 de diciembre de 2004 se acordó en la Comisión Delegada el que debería ser el penúltimo 'price cap' de la operadora, que incluía un descenso de al menos el 1% de los precios de las llamadas y una subida máxima de la cuota de abono del 2% (0,26 euros), lo que en la práctica suponía la congelación de la factura telefónica en términos nominales.

La Comisión fijó que el límite anual de crecimiento de los precios o 'price cap' se situaría en IPC-3 para la cesta que incluye las llamadas metropolitanas, provinciales, interprovinciales, internacionales y de fijo a móvil. La subida de la cuota de abono fue además la menor desde la entrada en vigor del 'price cap', en 2000.

El resto de los precios regulados, líneas susceptibles de arrendamiento, el servicio móvil marítimo y la cuota de conexión, también se mantuvieron congelados en 2005.

SUPRESIÓN DEL 'PRICE CAP' EN 2007.

La CMT ha propuesto, en el marco de su consulta pública sobre los cuatro mercados de telefonía fija, la supresión de este mecanismo, aunque debido al retraso en el análisis de mercados, esta supresión no podrá producirse hasta el próximo ejercicio, pese a que la intención era inicialmente la de aplicarla en 2006.

Si se aprueban las recomendaciones del regulador, la operadora tendrá libertad para fijar precios, pero mantendrá la obligación de comunicar al regulador cualquier oferta comercial, programa de precios, descuento o paquete de servicios.

Además, Telefónica deberá comunicar 'a posteriori' las ofertas personalizadas a sus clientes con una facturación anual superior a los 600.000 euros, una obligación que hasta ahora debe realizar 'ex ante'.

De este modo, se suprimirán las obligaciones de control de precios, no discriminación y promediación geográfica, puesto que la CMT considera que 'las obligaciones mayoristas son suficientes'.

Tras las oportunas aportaciones que se deriven de la consulta pública y tras pasar por la Comisión Europea, ésta se concretará en un informe del consejo de la CMT que probablemente no esté listo hasta principios del próximo año y que definirá definitivamente las reglas del mercado y qué medidas se imponen para que exista competencia.

pdfprintpmail