EUCD: ¿La sopa boba española tiene un regusto francés?


Antes  de  su  paso  en  mayo al Senado, en Francia, la transposición de la directiva  europea  EUCD  ha  tenido ya un fuerte y sensible impacto en los internautas,  también  en su comportamiento y -sobre todo- en sus actitudes frente  a  una clase política y determinados artistas. Este impacto no sólo es  tangible  en  Francia,  lo es también en los otros países afectados por semejante  transposición,  en  particular  en España, donde el debate se vuelve enconado.




Traducción del Artículo original (en francés): EUCD : la sopa boba espagnole a-t-elle un arrière-goût français ?

En Francia, los debates sobre la DADVSI han girado sobre dos articulaciones mayores. Por una parte, el constante divorcio entre las aspiraciones de los ciudadanos -mayoritariamente favorables a la idea de una licencia global- y de  otra  lado,  las  ideas  soportadas  por  la clase política mayoritaria -contraria  a esta idea de licencia global- y de hecho, la funcionarización de  determinado  grupo  de  profesionales,  a saber los artistas, ligados a licencia global obligatoria.

Esta  impresión  se  siente  también en España, donde la transposición EUCD está  también  pasando  por  el  Senado  español pero con un bemol sobre la licencia global, que no se percibe como una tasa suplementa

En  un  artículo sobre la transposición EUCD en España, Enrique Dans afirma en  Libertaddigital:  La  primera y más importante es la constatación de un divorcio  entre  la  clase política y la ciudadanía.

Esta  afirmación  [la  de Enrique Dans] ilumina dos preguntas centrales que muchos  internautas  franceses  han  expresado  en  los foros en los que se debate  la  DADVSI:  

- ¿Cómo  explicar,  en  efecto,  que  una representación nacional pueda votar una ley que ensombrece de manera evidente los derechos de  la  mayoría  de  los consumidores franceses, por ejemplo suprimiendo el derecho  de  copia privada y sancionando una práctica -la descarga mediante recursos   P2P-   juzgados   bajo  determinados  aspectos  legales  por  la jurisprudencia actual?

- ¿Cómo  explicar a los ciudadanos, consumidores y electores, que esta ley se ha  hecho  para  preservar  los  intereses  de la industria constituidos en grupos de presión ultra minoritarios -los artistas y sus derecho habientes- de una manera tan evidente y espectacular?

Siempre  en  el  mismo  artículo,  Enrique  Dans  enfoca  el  problema  con precisión:  "Si alguien alguna vez creyó que votaba a los políticos para que defendiesen  sus  intereses,  que  se  olvide  de  tamaña  ingenuidad:  los políticos  están  para defender los intereses de otros, de los pocos que en este  país  afirman "vivir del arte", frase que a partir de ahora habrá que sustituir por "vivir del cuento".

En  efecto,  una  gran  diferencia  con  el  caso francés, la transposición española de la EUCD pone en su sitio la idea de una tasa sobre los soportes vírgenes,  y  así  mismo  sobre  las conexiones ADSL, mientras que el mismo Senado  español  acaba  de votar la supresión de la tasa sobre los soportes vírgenes por una corta mayoría (120 contra 119).

Esta  transposición  EUCD  comienza  pues  a  provocar  un levantamiento en España contra la reposición de esta tasa, la llamada iniciada por  Internautas.org  siendo  recogida por las organizaciones profesionales ligadas a la informática e internet.

Esta  supresión  del canon (de la tasa sobre los soportes) llega después de una larga batalla librada por las organizaciones de consumidores españolas, organizada desde internet y en el seno de Internautas[.org], una Asociación de  Internautas muy  estructurada  y  presente  en todos los debates sobre internet.

En  España,  vemos  pues  que  la  noción misma de la licencia global "a la francesa"  -percibida sobre las conexiones ADSL- se siente como un atentado a  los  derechos  del  consumidor,  y  se ve dotada de un calificativo poco elogioso: sopa boba.

El  hecho  de  que  no  sea necesaria -en España- de una autorización para  descargar  obras  con  copyright  no  es  el origen del rechazo, es la idea misma de una tasa la que se rechaza.

La  noción  de sopa boba se ilustra con esta definición: Hoy en día, "vivir de  la sopa boba" es una frase que se aplica a los que, en lugar de obtener unos  rendimientos  derivados  de su trabajo, consiguen vivir sin trabajar, reciben  algo a cambio de nada o, en general, pueden dedicarse a lo que les dé la gana porque tienen sus necesidades perfectamente cubiertas".

Esta idea de tasa sobre las conexiones ADSL en España es promovida por la ministra de cultura Carmen Calvo, contra el parecer de su homologo de industria Montilla, puesto que la penetracion de la alta velocidad (haut debit es la manera que tienen de referirse ellos a las conexiones de alta velocidad, banda ancha, etc literalmente seria alta produccion pero no en este caso) en España es debil comparativamente con sus vecinos europeos.

Carmen  Calvo  sostiene  una  posición oficial de los "majors" españoles, a saber la Sociedad General de Autores (SGAE), que sabe bien como obtener una nueva renta cargada en la espalda de los consumidores españoles.

Hemos  de  señalar  que nuestros amigos internautas españoles no admiten la idea  misma  de  una  tasa  para  compensar  las  pérdidas  que tienen ¿los creadores?: El debate no se sitúa pues sobre los mecanismos de compensación entre  pro-tasa  y  anti-tasa,  pero  si  sobre la filosofía de una tasa en beneficio de una clase profesional particular.

En  Francia,  el  debate sobre  una  posible  tasa  sobre las conexiones a internet  está repartida: esta idea misma se ha reintroducido, ironía de la suerte,  por  los  diputados  socialistas  durante el debate en la Asamblea Nacional sobre la DADVSI. Nadie ha dicho que la idea de la tasa siente bien, sin  que  ninguna compensación sea dada realmente a los consumidores que no estamos beneficiándonos de ella.

No  es  necesario, en efecto, señalar que la tasa sobre los soportes vírgenes no  ha entrañado ninguna modificación legislativa cuando la noción de copia privada,  exceptuando  la  DADVSI que la prohíbe- salvo excepción. El hecho pues  de  haber admitido la necesidad teórica de una tasa sobre un soporte, en  beneficio  de una profesión que se autoproclama lesionada parece ser ya una  victoria  importante  para los lobbies de la cultura en Francia, visto que han ganado una parte de la batalla de los espíritus.

El  ejemplo español debe comenzar a dar ideas en Francia: la comisión sobre los  soportes  vírgenes  Tiene desde hace tiempo en sus embalajes la famosa tasa y el riesgo real de hacerla volver por la puerta grande, seguro,  visto  el  terreno  propicio  post-DADVSI. En efecto el internauta francés,  al  contrario  de su homólogo español, hace tiempo aceptó la idea misma de una tasa.

A  la  pregunta  inicial,  que  era saber si la sopa boba española tenía un regusto francés, yo respondería con la negativa.

Los  españoles  han  logrado,  por  el momento, detener la progresión de un lobby  musical  depredador,  no  cediendo  sobre  la  famosa tasa sobre los soportes digitales, mientras que el internauta francés se ha adormecido por las sirenas fáciles de una promesa de impunidad en las problemáticas de las descargas  P2P  de  obras  con  copyright, aceptando el pre-requisito de la necesidad de una tasa en beneficio de los lobbies culturales.

Traducción del Artículo original (en francés) de Pierre Jean Duvivier.

pdfprintpmail