Archivado en Noticias, Sin Canon

EUROPA CONTRA EL CANON


Las industrias de las TIC y de los medios digitales se unen para exigir la reforma del “impuesto” a la tecnología. Se espera un incremento de 500 millones de euros en la recaudación de cánones sobre los derechos de autor en Europa en el año 2009, a pesar del creciente mercado de medios digitales con protección anticopia




BRUSELAS, – Ha sido anunciada la creación de una coalición de asociaciones y empresas qu representan el sector de tecnologías de la información y de las telecomunicaciones, de la electrónica de consumo y de los medios digitales. Esta Alianza persigue el objetivo de reformar urgentemente los cánones sobre los derechos de autor en Europa. La Alianza para la Reforma de los Canones de Derechos de Autor (Copyright Levies Reform Alliance, CLRA) desea mejorar la mparcialidad y la transparencia en la recaudación de cánones sobre productos y dispositivos tanto de onsumo como los de tipo profesional en la Unión Europea, además de ofrecer un tratamiento iquitativo a los consumidores y un sistema ompensatorio justo y eficaz para los creadores de contenido.

En el lanzamiento de la CLRA se presentó un estudio sobre el impacto económico que detalla el alcance de la recaudación de cánones en nueve países europeos1. El estudio muestra que los cánones van a aumentar desde los 1.570 millones de euros en el año 2006 hasta los 2.120 millones de euros en el año 2009. Por otra parte, Forrester Research indicó que las descargas de contenido a través de la Red van a representar el 36% de todo el mercado musical hacia el año 2011. La Directiva sobre los Derechos de Autor en Europa (European Copyright Directive) indica que, el aumento de ventas de contenidos con protection contra la copia ilegal (por ejemplo servicios llegitmos de descarga de musica y de películas), debería diminuir el nivel de los cánones – aunque el informe
de la CLRA estima que este no es el caso.

“Los cánones sobre productos digitales son una formula de imposición fiscal pasada de moda que penaliza a consumidores, artistas y a la industria en general,” afirmó Mark MacGann, portavoz de la CLRA y Director General del grupo del sector de la tecnología digital en Europa EICTA. “La Unión Europea tiene que ofrecer auténticos beneficios a los artistas y consumidores mediante la incorporación de eficiencia y transparencia en la recaudación de cánones, retirando paulatinamente el sistema actual y promoviendo la compensación directa y equitativa de los artistas.”

El estudio también muestra que los cánones se han triplicado (o incluso más) en Europa desde el año 2001, cuando la recaudación de cánones en los nueve países Austria, Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, España y Suecia. alcanzó los 545 millones de euros, para alcanzar los 1.570 millones de euros en el año 2006. Los datos también indican que Alemania obtuvo la mayor recaudación de cánones, con 353 millones de euros en el año 2006 (España alcanza casi los 200 millones al año), una cantidad que se estima puede verse incrementada hasta los 454 millones de euros en el año 2009.

Los cánones se introdujeron en la mayoría de los países europeos antes de la puesta en marcha de la tecnología para protección anticopia, como medio para compensar a los propietarios de derechos de autor por la copia privada legítima. En particular, el Reino Unido, Irlanda, Luxemburgo y Malta no tienen en estos momentos un régimen fiscal para recaudar cánones sobre los derechos de autor en equipos digitales.

En los dispositivos digitales, se aplica a los consumidores un cánon en el precio de compra de equipos como grabadores de CDs y reproductores de MP3 y medios de grabación como, por ejemplo, discos compactos vírgenes. Esto crea un escenario de pagos múltiples en donde los consumidores pagan por el permiso para copiar cuando se descargan el contenido y, de nuevo, se les aplica un cargo – una o más veces – cuando adquieren dispositivos para la reproducción de dichos contenidos.

Los cánones también se aplican en escáneres e impresoras, así como en otros dispositivos reprográficos a niveles desproporcionados con respecto al coste del equipo. Los consumidores alemanes, por ejemplo, pagan una cantidad extra de 147 euros en una instalación de una oficina doméstica media, con unas cargas fiscales que se aplican a impresoras, escáneres, ordenadores y unidades de DVD. Los consumidores españoles también pagan cánones sobre sus equipos digitales o informático.

“Los cánones son, básicamente, una carga fiscal injusta, indiscriminada y no transparente para los consumidores, y funcionan de forma contraria a los esfuerzos que realiza la Unión Europea para mejorar la accesibilidad a la Sociedad de la Información,” ha comentado MacGann. “Si hacemos más asequibles los dispositivos digitales, podremos potenciar más el despegue de la tecnología en Europa, además de dejar libres unos recursos valiosos para su reinversión en innovación y en la mejora de la competitividad en Europa.”

Acerca de la Copyright Levies Reform Alliance
La Alianza para la Reforma de los Cánones sobre los Derechos de Autor (Copyright Levies Reform
Alliance) está formada por diversas organizaciones: la Business Software Alliance (BSA), la European
American Business Council (EABC), la European Digital Media Association (EDiMA), la European Information, Communications Technology and Consumer Electronics Association (EICTA), y la Recording-media Industry Association of Europe (RIAE).

Para más información sobre la Copyright Levies Reform Alliance o si desea una copia del Estudio sobre la Recaudación de Impuestos, puede ponerse en contacto con:

Daniel Karam en EICTA,+32(0)473645 387.
Daniel.Karam@eicta.org

Ciudadanos, profesionales, asociaciones empresariales , sindicatos y consumidores reclaman mayor transparencia, y reafirman su postura unitaria en contra de nuevas imposiciones Se pone en marcha la plataforma: todoscontraelcanon.es

pdfprintpmail