Archivado en Sin Canon

ASOMBRA QUE UN PARTIDO LIBERAL COMO DICE SER EL PP LA HAYA RESPALDADO...

Contra el canon


La reciente Ley de Propiedad Intelectual supone una de las infamias legales más ilegales que se recuerdan. Con la miserable complicidad del PP, que en estos asuntos de la cultura suele comportarse como un simple paje servilón de los Reyes Magos Estatales, el zapaterismo y sus cuates han decidido gravar los CD vírgenes con un canon que obliga al que lo compra a pagar una especie de impuesto a la SGAE por si se le ocurre copiar un disco o una película. Y si no se le ocurre, también.




Uno no se puede fiar nunca de la gente, así que vamos a cobrar primero, por si acaso, se dijo Teddy Bautista. Y como el Gobierno, en todos los asuntos ligados a titiritería ambulante es una madre agradecida, hete aquí que si yo compro, por ejemplo, una película y quiero regalarle una copia a un hijo, amigo, colega o transeúnte, además de pagar el original tengo que pagar un impuesto por el CD en blanco que puede servirme para la copia. O no, pero eso a la SGAE y al Gobierno y al PP les importa poco. Ya me han robado.

La ley de marras, aunque se llame de Propiedad Intelectual, es tan abiertamente contraria a los derechos de propiedad que asombra que un partido liberal como dice ser el PP la haya respaldado. Yo creo que desde que, aún en el Gobierno, unos diputados botarates apoyaron la propuesta de Ley de Inmigración de IU y el PSOE para que los ilegales disfrutaran de plenitud de derechos, no había perpetrado una prograda tan estúpida la derecha española. Aquello lo salvó in extremis Acebes. Esto, no sé quién lo salvará. Barrunto que nadie, porque creo recordar que Rajoy hizo uno de sus célebres encuentros electorales inútiles, como los que prodiga con el empresariado catalán, precisamente con la SGAE. Pero qué pedazo de asesores tiene don Mariano.

Si yo compro un libro de poemas y decido hacerle una copia o una versión en español a una lletraferida con proclividades líricas, tengo que pagar el libro, pero no un impuesto añadido, por los folios en blanco. ¿Y si se me pasa el interés lírico? ¿Y si no copio nada? ¿Y por qué he de dar explicaciones? No es obligatorio, aunque todo se andará en esta sovietización cleptocrática que nos invade, declarar qué uso va a darle uno a los folios en blanco. Pero si compra cedés en blanco, sí debe pagar, no sea que instale un top manta.

Por supuesto, los que salen ganando con esto son los del top manta, cuyo negocio no lo impedirá el canon, y la SGAE. A los demás, nos multan por si se nos ocurre robar. Así que acaba de crearse la plataforma Todos contra el Canon para derogar la Ley de Propiedad Intelectual, que es la negación de la Ley, la Propiedad y la Inteligencia. Que cuenten conmigo. Y para más datos, todoscontraelcanon.es

Opìnión de Federico Jiménez Losantos en El Mundo

pdfprintpmail