Stop censura


Archivado en Seguridad

REPORTAJE | LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA

El mejor antivirus: uno mismo


Alberto enciende su computadora y el icono de Windows serpentea en la pantalla.





C. San Juan/G. González León
.- Inicio, programas, explorador de Internet. Alberto ejecuta como un autómata la ruta. Los dedos persiguen las teclas poseídos por la certeza que arroja las muchas veces que ha repetido la acción. No mira ni al teclado, ni al monitor. Va sobrado. O eso quiere creer. Activa el antivirus y el firewall; y navega con viento de popa por las entrañas del gigante que apellida con las tres uves dobles.

Teclea la dirección del enlace web del Encuentro Nacional de Internautas y ejecuta el video de la mesa redonda. En ese mismo instante 3.200 personas hacen lo mismo. Tras dos conferencias, Alberto, con sus quince añitos bajo el brazo y un montón de información por petate acude a su padre para ponerle al día. Le cuenta que el Editor Técnico Internacional de Panda Software asegura que tener un antivirus y un firewall no garantiza una protección total y que pese a que los antivirus están preparados para socorrer casi cualquier necesidad, es importante hacer un uso responsable y cuidadoso de Internet, ya que los ciber-cacos que hornean malware no guardan un ápice del romanticismo de antes y tan sólo andan interesados en su cartera o cuenta bancaria; que ante semejante riesgo el Inteco viene a cumplir un papel importante en su seguridad y la de las pymes. El padre de Alberto, que estaba leyendo el periódico, hace una mueca disgustado y subraya con sutileza lo poco que viene a importarle el asunto. A lo que Alberto responde que no sea terco, que ha escuchado decir al Director general de Argored que es precisamente ese escepticismo el que provoca que el 70% del correo electrónico sea Spam . El padre de Alberto, con la paciencia orillando los lindes de la mala leche, enarca la ceja observando a su hijo por encima del hombro, con el clásico gesto que transcrito al cristiano viene a querer decir aquello de «pero qué me estás contando...».

Alberto, mientras, se cruza de brazos e insta a su padre a prestarle atención, no vaya a ser que sea objeto de Phishing , Scam , Phishing Car o Pharming .

Esto ya resulta demasiado para el padre de Alberto, que cierra el periódico y envía a su hijo a tomar viento fresco con un toque fino de muñeca. Se levanta, de su sillón doblando el diario sobre la mesita. Enciende el ordenador y aplica la misma ruta que su hijo aplicara por la mañana. Inicio, programas... y todo lo que sigue.

Abre un buscador y teclea «oferta vehículo nuevo», ipsofacto se abre ante él una ristra de páginas. Cliquea uno de los enlaces patrocinados y advierte un ofertón. Resulta que un españolito de aquí emigra a Londres y como quiera que allí se circula con el volante tergiversado le urge vender su Audi con pocos kilómetros por 5.000 euros.

El padre, a la vista del chollo y de que el ofertante le envía todos los datos que sugiere, paga una entrada del 10%. Al poco teclea la dirección de su banco y una ventana con el logotipo de la entidad, los colores y ajustes habituales le sugiere que por causa de una modernización técnica ha de renovar su cuenta. Introduce sus datos bancarios e imprime el resguardo. Busca a su hijo para contarle la buena nueva y tras detallarle el asunto Alberto se pone lívido. Su padre acaba de ser objeto de Phishing Car y Pharming en sólo tres minutos.

Microsoft, Panda Software, la Asociación de Internautas, Argored y Aletic debatieron en el ENI 2006 la situación de la Red. Para ellos información es seguridad

pdfprintpmail