Archivado en operadoras

LA MAYORÍA DE USUARIOS PAGARÁN LAS OFERTAS QUE DISFRUTAN UNOS POCOS LOCALIZADOS EN ZONAS RENTABLES

Los operadores de cable podrán encarecer las llamadas terminadas en su red hasta un 30%


La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha enitido una Resolución por la que autoriza a los operadores de cable (ONO, Euskaltel, Telecable y R Cable) a encarecer en un 30% las llamadas terminadas en su red que tengan origen en otros operadores.




Con ello, la CMT consagra la desigualdad de precios entre servicios equivalentes, ya que hasta ahora, las llamadas terminadas en los operadores de cable, como las llamadas terminadas en la red de Telefónica tenían el mismo coste.

AI reitera las advertencias que ya formuló en su día sobre esta practica, autorizada ahora por la CMT a petición de Ono, por la que se recuperan las subvenciones cruzadas y por la que la mayoría de los usuarios pagan las ofertas de las que disfrutan unos pocos localizados en zonas geográficas rentables.

Pero, sobre todo, AI considera que este modelo obliga a los usuarios a pagar las ineficiencias en las que incurren los operadores, porque se abre la vía para que los operadores ineficientes puedan garantizar su negocio por la vía de trasladar costes a los usuarios de otras redes.

En efecto, el modelo de interconexión asimétrica discriminaría a los usuarios, lesionando sus intereses y derechos porque:

1. Existe una subvención desde una mayoría de los usuarios del servicio telefónico básico (voz) hacia unos pocos usuarios de cable (elegidos por estos operadores en función de criterios de rentabilidad), al pagar un precio superior en sus llamadas a estos últimos aún cuando pueden disfrutar de más prestaciones (TV, Internet y voz).

2. Dicha subvención es todavía más perversa si se tiene en cuenta que la mayoría de los usuarios, (adscritos al servicio telefónico básico, de carácter universal, independientemente de su nivel de renta, consumo y localización geográfica) sufragarían a los usuarios de cable situados en zonas geográficas determinadas y con un mayor nivel de consumo, por tanto, privilegiados por el operador.

Así se daría el caso en que un usuario de trac, localizado en una zona rural, estaría financiando a otros usuarios que residen en el centro de grandes poblaciones y disponen de más y mejores opciones de comunicación.

3. Discrimina en precios a los usuarios de las diferentes redes en función del origen de las llamadas:

a. Llamadas gratuitas entre usuarios del mismo operador de cable utilizado como gancho comercial por los cableros.

b. Resto de los usuarios que no sean de cable, que tendrían que pagar más caras sus comunicaciones hacia los usuarios de operadores de cable.

4. Los usuarios tendrán que pagar un precio que desconocen, ya que cuando realizan una determinada llamada no pueden saber a que operador pertenece el número llamado alterando así su libre elección como consecuencia de la falta de información.

Asociación de Internautas

pdfprintpmail