Archivado en

LA VIDA SIGUE IGUAL

Quince meses sin Madrid Rock


En febrero de 2005 se anunció que cerraba la tienda de discos más mítica de España. Muchas profecías hechas entonces no se han cumplido. La cosas no son lo que parecen. Por ejemplo, estas cuatro:




1.i-Tunes no es la panacea: La tienda electrónica más grande del mundo ha contribuido a estrechar los gustos del oyente. O sea: unos pocos artistas venden la mayoría de los discos. Lo contó hace poco el diario «The Guardian».Las explicaciones son lógicas. Primero: se ha esfumado el «efecto paseo»: darte una vuelta por los pasillos de la tienda y que algo te llame la atención. Segundo: aún les faltan muchos títulos. Hablamos de cosas tan básicas como The Beatles, «Honestidad brutal» (Andrés Calamaro) o «Una semana en el motor de un autobús» (Los Planetas). Nada menos.

2. Los Peer2Peer tienen gran valor cultural: las discográficas sólo atienden a los superventas. El ministerio de Cultura no considera la música pop suficientemente importante como para dedicarle una Fonoteca Nacional. Por eso hay discos que sólo pueden encontrarse en colecciones particulares. Gracias a los servicios Peer2Peer, webs sin ánimo de lucro donde compartir discos, muchos tesoros ocultos siguen a nuestro alcance. Estas espléndidas bibliotecas igual ofrecen piratas de los Stones, sesiones raras de dj Diplo o grupos de culto olvidados como The Swamp Rats. También, por qué no, gracietas de la Terremoto de Alcorcón, autoproclamada «reina del emule». Cuando una discográfica borra un álbum de su catálogo (pasa con cientos de títulos al año) debería existir el derecho a compartirlo gratis. El crimen es que se pierda.

3. La industria tiene la culpa. Hay un dato clave: el mercado discográfico es un oligopolio. No rige la ley de la oferta y la demanda. Tradicionalmente, cinco empresas controlan más del 90 por ciento del pastel. Durante décadas han abusado de los consumidores y ahora estos les devuelve la moneda. El rapero neoyorquino MC Lars ha captado esa rabia en un «clip» muy gracioso: «Download this song». Está disponible gratis en www.youtube.com con subtítulos en español(pongan «spanish sub»).

4. La SGAE no se cansa de hacer el ridículo: Pocas veces unas siglas han generado tanto rechazo como las de nuestra sociedad de autores. Público, prensa, gran número de artistas y varias sentencias judiciales han denunciado sus excesos. Bajo su capa de barniz «progre», la SGAE es lo que es: un sindicato vertical sin funcionamiento democrático. En vez de seguir el aforismo clásico -«un hombre, un voto»- optaron por el sufragio censitario del siglo XIX: dar más votos a los socios más ricos. En vez de abrazar las nuevas tecnologías, Teddy Bautista llama «pendejos digitales» a quienes construyen el planeta pop del futuro. Por cierto, qué complicado es hablar de la SGAE sin perder el sentido del humor. Cada vez que te encuentras con una de sus campañas (tristes, caras e ineficaces) entran unas ganas tremendas de bajarse a la calle a buscar un «top manta».Pero no vale la pena:mejor quedarse en casa descubriendo grupos nuevos en myspace.com...

Artículo reproducido de La Razón

Artículo de Enrique Dans en Libertad Digital.

"DEBERÍAN SOLUCIONAR SUS PROBLEMAS CON LAS DISCOGRÁFICAS": Víctor Domingo cree que los cantantes atacan el intercambio de archivos "para justificar su fracaso artístico"


----------------------------------------------------------------------------
YA HAY 609.000 FIRMAS CONTRA EL CANON

Díles con tu firma NO AL CANON


No te quedes parado. Distribuye este mensaje entre todos tus contactos. Qué nadie diga que no firmó contra el CANON porque nadie se lo dijo. ¡!Haz que se enteren!!.

Firma aquí

No lo olvides: Firma y haz correr este mensaje

------- TODOS SOMOS ANA------




pdfprintpmail