Archivado en Mundo Internauta

ENTREVISTA DE CONSUMER.ES A VÍCTOR DOMINGO.

"Mientras aquí se paga a 40 euros el ADSL de un 'mega', en Francia tienen 20 por 15 euros mensuales"


En 1998 los internautas españoles tuvieron su primer pulso con Telefónica, entonces único proveedor de acceso a Internet. Ante la pretensión de la compañía de subir un 200% el precio de la llamada local, único modo en aquellos años de acceder a la Red mediante el módem de 56 Kbps, los internautas contraatacaron con una huelga de desconexión. Gracias al éxito de la iniciativa (tanto por su seguimiento como por frenar a Telefónica), los promotores de la misma decidieron fundar la Asociación de Internautas. Entre ellos estaba Víctor Domingo, que hoy es presidente de la organización.




Jordi Sabaté en Consumer.es ¿Qué es, cómo nace y cuándo la Asociación de Internautas?

La Asociación de Internautas es una asociación sin animo de lucro e inscrita en el Ministerio del Interior el 10 de Octubre de 1998, que nace en pleno proceso de huelgas de desconexión que se realizaron en protesta por la subida de más de un 200% en las llamadas locales, única vía en aquel momento para acceder a Internet; por eso la prioridad de está organización fue, y es, conseguir una tarifa plana para acceder a Internet de forma asequible, accesible y universal. La Asociación de Internautas es una organización que se caracteriza por su actividad online, trabaja y vive en la Red, desde el sitio.


El objetivo de la AI es defender los intereses y derechos de los usuarios de Internet. ¿Cuáles son actualmente los campos en que más están siendo vulnerados dichos intereses y derechos?



Tenemos abiertas varías líneas de trabajo: en relación a la calidad de prestación de los servicios por los que pagan los internautas hay muchos problemas, luego están las denuncias por la atención al cliente vía 902; la seguridad (seguimos el fraude de forma diaria para avisar a la comunidad internauta de cada ataque), por supuesto la lucha contra la imposición arbitaria e indiscriminada del canon digital, y finalmente la vigilancia en la defensa de los ciberderechos, tanto a nivel laboral como doméstico.

El software libre es cada día más una realidad de uso cotidiano por parte de los internauntas, que en ocasiones desconocen que muchas de las aplicaciones que manejan pertenecen a esta modalidad. Por ejemplo, en la mayoría de aplicaciones que usan online, como cuentas de correo, buscadores o los sitios web para almacenar fotografías, vídeos, etcétera. ¿Cómo se puede explicar a un usuario medio la importancia del software libre? Muchos todavía lo ven como una categoría ajena y subcultural.

No soy especialmente beligerante con el tipo de licencia que los usuarios decidan utilizar; eso sí, me preocupa más que la Administración y los proveedores de aplicaciones para la Red (por ejemplo navegadores, clientes de correo, servidores web, clientes P2P, etcétera) respeten estándares abiertos. De esta manera, independientemente de la licencia de software de nuestras herramientas, la interconexión estaría garantizada, y nadie podría condicionar nuestra experiencia en la Red.
Por otro lado, en estos días se está configurando la que será la Ley de la Administración Electrónica, que deberá definir cómo será ésta; que límites y usos deberá tener. El ministro Jordi Sevilla, responsable político de la misma, se muestra reacio a incluir en la ley una referencia expresa al software libre como preferencia de uso en los equipos de la Administración.

¿Cree que es importante para el usuario final que el sistema operativo y los programas que usen los funcionarios sean o no software libre?

No sé si el ministro Sevilla es consciente de la responsabilidad que tiene al apostar por la neutralidad tecnológica. Insisto que es mucho más importante apostar por los estándares abiertos. Esa es la prioridad del ministro en el desarrollo de su Ley.

¿Por qué cree que el ministro se muestra ambiguo respecto al tema?

Bueno, este Gobierno tiene cierto déficit en materia de desarrollo de Sociedad de la Información. Por un lado el PSOE mantiene una alianza no explicada a sus votantes, con los sectores más radicales del 'bussines' cultural, para beneficio exclusivo de este 'lobby' que encabeza la SGAE y en contra del interés general. Hemos sufrido en esta legislatura: las campañas de criminalización de Internet auspiciadas por los ministerios de Cultura y Justicia; la normativa de interceptación de comunicaciones electrónicas (impugnada ante el Supremo por la Asociación de Internautas); la legitimación de los canones digitales con la LPI, y finalmente el proyecto de Impulso a la Sociedad de la información, qué aboga por el cierre de sitios web por la autoridad competente sin la necesaria intervención judicial. Todas estas iniciativas ni han sido solicitadas por ningún agente representativo del sector digital, ni este sector ha sido escuchado para desarrollar estas leyes que favorecen las tesis mercadotécnicas mantenidas por el 'lobby' cultural. Si el PSOE no se libra de la nefasta influencia injustificadamente debida a esta especie de 'dictadura del culturetariado', hipotecará el interés general a ciertos y exclusivos mercaderes de cultura. No veo que en este punto el ministro Sevilla haga algo por liberarnos de esta carga.

Por otro lado, tenemos las ostensibles diferencias de estrategia a seguir en materia de telecomunicaciones por el presidente de la CMT y el Secretario de Estado de Telecomunicaciones, uno a favor de Telefónica, el otro en contra. Ambos de espaldas al interés general. Indica que el PSOE no tiene una política definida en esta materia. Así las cosas, los internautas españoles estamos pagando el ADSL más caro y lento de Europa. Tampoco veo que en este punto el ministro Sevilla esté haciendo algo a favor de la accesibilidad, la asequiblidad y la universalización del acceso de los ciudadanos a una Internet que facilite la Administración online para todos.


Recientemente el Tribunal Supremo ha anulado el traslado de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) a Barcelona. Ustedes en su día se mostraron escépticos con dicho traslado. ¿Por qué? ¿Cómo afecta al usuario el que dicha comisión esté en Barcelona o Madrid?

Como usuario me da igual que este organismo esté en Madrid, Barcelona o Santiago de Compostela. Lo que me preocupa como ciudadano es el carácter democrático en la toma de decisiones, a qué intereses responden, cuáles son las consecuencias. Y en que consensos se basan. Eso es lo que debe preocupar y eso es lo que fallado el Supremo: las formas no han sido correctas y en democracia las formas son muy importantes. La decisión tomada es una alcaldada propia de un régimen autoritario.

¿Cómo valora la actividad de la CMT respecto a Internet? ¿Se comporta como un simple organismo regulador de la actividad empresarial, tal como su presidente declaró que era, o bien toma decisiones que afectan directamente al usuario?

No, la CMT no se preocupa por el usuario. La CMT ha apostado por una regulación que solo vela por que las cuentas de resultados de las operadoras telefónicas no den números rojos. Y esa política la estamos pagando los internautas españoles con el ADSL más caro y lento de Europa.

¿Puede la CMT jugar un papel positivo en el comportamiento de los proveedores de acceso (ISP) respecto a la forma que publicitan sus ofertas, a los precios que cobran por sus servicios y al cumplimiento de los mismos?

Podría, pedro no lo hace. La CMT prioriza la competencia entre operadoras sobre el interés general.

¿Quién es el responsable de que el ancho de banda en España sea tan limitado y caro, y tarde tanto en imponerse un ancho de banda medio similar al de los países desarrollados?

Los responsables de esta situación son el Ministerio de Industria y la CMT, que no adoptan las medidas necesarias materia de precios. Urge la completa liberalización de precios de ADSL, aplicando un precio máximo de referencia y eliminando los vínculos de los precios minoristas a la oferta mayorista de Telefónica al resto de operadores, que les da un margen comercial mínimo del 60%. Esto implicaría una reducción sustancial de la tarifa plana y por ende la salvaguarda del interés general, liberando de la carga tarifaria a los internautas, que soportan el margen comercial y que a pesar de las dificultades están demostrando un dinamismo inusitado. Por otro lado, es necesario que se adopten medidas que garanticen las inversiones comprometidas por las operadoras e inviertan en el bucle local para que exista una competencia real (y quiero subrayar bien estas dos palabras) en el mercado.

¿Por qué los usuarios tienen tantos problemas con proveedores de acceso?

En materia de la calidad del servicio urge regular la calidad del acceso a Internet. El internauta está pagando un servicio indefinido y no tiene referencias que le permitan comparar diferentes calidades de los operadores y le protejan ante una deficiente prestación del servicio, tal y como está sucediendo desde diciembre de 2003. Por otro lado, en materia de nuevos servicios de banda ancha es necesario que la regulación de este mercado se oriente a favorecer la aparición de nueva oferta de servicios de banda ancha para todos los ciudadanos sin restricciones geográficas o regulatorias. Y finalmente, en materia de protección de los usuarios, la Asociación de Internautas reclama al Ministerio de Industria y a la CMT un marco jurídico más seguro que evite prácticas irregulares en los traspasos de líneas y que genere confianza en los consumidores y promueva el crecimiento de la banda ancha.

Respecto al canon, ustedes están dentro de la plataforma Todoscontraelcanon. ¿Por qué creen que es tan malo el canon?

Por qué es arbitrario, injusto e indiscriminado: que un juzgado español pague de mis impuestos canon por grabar en dvd virgen grabable a una entidad de gestión en compensación de nada es injusto. Porqué no es aceptable que una empresa que traslade su organización papel a digital mediante soportes CDS vírgenes grababes tenga que pagar un 30% más al valor del soporte a las entidades de gestión de los derechos de autor en compensación por nada; por qué cuando quiero grabar una foto mía en un soporte digital virgen grabable tengo que pagar más dinero de lo que vale el soporte a las sociedades de gestión de los derechos de autor en compensación por nada. Por eso es malo e irracional el canon.

¿Cuál sería una solución alternativa para que los autores se vieran resarcidos por sus derechos de propiedad intelectual sin correr el peligro de impedir el pleno desarrollo de la sociedad digital?

Puede haber muchas alternativas y seguro que el desarrollo de Internet permitirá más. Una pista: una de las consecuencias del uso masivo de Internet es la eliminación de intermediarios... Así las cosas, los autores tienen un serio problema con entidades como la SGAE, entidad intermediaria entre los autores y su público. Nosotros no podemos resolver los problemas que tienen los autores, lo deben resolver ellos, pero mientras tanto no vamos aceptar pagar tasas arbitrarias, abusivas e indiscriminadas que, además, no llegan a los autores que nos gustan. Estamos a favor de pagar los derechos a los autores, pero a los autores no a 'lobbys' intermediarios.

Acabará sufriendo el usuario una subida exagerada de los precios de determinados productos informáticos? ¿Cómo reaccionará frente a tal subida, si se produce: seguirá consumiendo o bien el mercado de la tecnología de consumo se ralentizará?

No lo sé, pero en Internet ya todo el mundo sabe lo que esta sucediendo con meridiana claridad. Lo que sí puedo asegurar es que como la SGAE imponga el canon al ADSL o a los discos duros, como pretende, el numero de bajas a las líneas ADSL y cable modem va a ser muy importante.


Finalmente, un tema polémico que se cierne sobre el horizonte de la sociedad digital: la neutralidad de Internet. La ruptura de la misma supondría que las compañías que prestan servicio en la Red deberían pagar a los ISP según su consumo de ancho de banda. ¿Cómo afectaría esto al usuario medio y a la sociedad digital en general?

¿Neutralidad? No hay neutralidad en Internet. Mientras yo pago más de 40 euros al mes por una conexión básica ADSL de 1 Megabyte, un ciudadano francés paga por 20 'megas' 15 euros al mes. No puedo entender que alguien proponga encima cobrar por el ancho de banda. En España habrá neutralidad cuando paguemos lo mismo que los demás ciudadanos Europeos. En ese momento se podría hablar de más cosas; en estas condiciones me parece una idea
absurda.

pdfprintpmail