Quedate en casa



Archivado en ADSL

MULTAS

La CMT multiplica su actividad sancionadora por la guerra del ADSL


La competencia se ha disparado en el sector de las telecomunicaciones. Pero es una rivalidad conflictiva, sobre todo en el mercado del ADSL. Así lo demuestra la actividad del regulador, la CMT, en materia sancionadora. En toda su historia ha impuesto 12 multas, mientras que en estos momentos mantiene abiertos ese mismo número de expedientes. Y todos ellos podrían terminar en sanción.




Inés Abril /Cinco Días . La multa de 20 millones de euros impuesta por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) a Telefónica el mes pasado por perjudicar el desarrollo de sus rivales en el ADSL ha colocado en primera línea de actualidad la actividad sancionadora del regulador, entre otras cosas porque se trata de la mayor penalización de la historia de este organismo.

Pero las implicaciones de esta sanción van mucho más allá. Se trata de la primera multa que pone la CMT desde julio de 2003, lo que implica que el regulador no se ha visto obligado a utilizar su potestad para castigar económicamente la actitud de las empresas del sector durante casi tres años y medio. La mala noticia es que la paz ha terminado y lo ha hecho para ser sustituida por el periodo de mayor conflictividad desde la liberalización de las telecomunicaciones. Durante toda su existencia -ocho años con competencias completas-, la CMT ha impuesto 12 multas, una cifra que coincide con los expedientes sancionadores que están abiertos en estos momentos por causas que no se remontan a mucho más de un ejercicio. Si todos ellos terminaran en castigo pecuniario, la tasa de sanciones del regulador se duplicaría en escasos meses.

Por supuesto, no siempre que la comisión abre un expediente tiene por qué haber una multa al término de la investigación. Pero el trámite se inicia porque el consejo de la CMT detecta indicios de comportamiento ilícito, así que en la mayoría de los casos la empresa acusada tiene muchas posibilidades de ser sancionada. De todos los expedientes abiertos por el regulador, 18 ya han concluido y sólo seis se han archivado.

En la historia pasada del regulador, los expedientes y las sanciones han sido por los temas más diversos; en el presente, hay un tema que destaca por encima de los demás, el ADSL. Y es que la actual e intensa actividad de la CMT en esta materia tiene mucho que ver con la fuerte competencia que hay en el segmento de la banda ancha y con el hecho de que las nuevas operadoras tienen que usar la infraestructura de Telefónica para llegar a los clientes con las famosas ofertas de velocidades supersónicas.

Por ello, después de la casi nula conflictividad que se dio desde mediados de 2003 hasta pasada la primera mitad de 2005, el auge del ADSL que dan las nuevas operadoras con su propia red, pero desde las centrales de Telefónica, ha motivado buena parte de los 12 expedientes sancionadores que se han abierto en menos de un año y medio.

En concreto, seis de los expedientes parten de una denuncia contra Telefónica de uno de sus rivales, con la acusación de que la operadora dominante está retrasando o impidiendo su despliegue en ADSL y que, por lo tanto, está perjudicando su capacidad de captar clientes. Hay variantes sobre argumentos parecidos, pero determinadas premisas se dan en todos los casos. La mayoría de ellos tiene también elementos muy parecidos con el expediente que ha motivado la última multa del regulador a Telefónica.

Con el boom de los problemas en ADSL, el resto de los conflictos parecen haber perdido prestancia, pero también hay expedientes sancionadores en otros campos. La telefonía móvil, muy poco conflictiva pese a que hay tres operadoras con bastante cuota, protagoniza otro de los expedientes sancionadores más sonados. Se trata de una investigación para determinar si Telefónica retuvo de forma ilícita clientes de móvil que eran de Vodafone u Orange. Aunque se hable poco de ellas, un tema bastante estrella en materia de conflictividad son las cabinas y las fórmulas de tarificación. Dos expedientes están abiertos por esta causa.

Telefónica, 73 millones en penalizaciones

Telefónica es líder indiscutible en materia de expedientes sancionadores. Es la que más investigaciones ha logrado archivar a su favor, es decir, sin multa, pero también es la que más sanciones ha cosechado y la que más expedientes tiene abiertos todavía sin conclusión.

Pero donde mejor se percibe su protagonismo es en las sanciones económicas. La CMT ha impuesto multas por 78 millones de euros y 73 millones han recaído sobre la chequera de Telefónica.

Pese a lo abultado de los números, esta proporción no es demasiado sorprendente, habida cuenta de que se trata de la operadora dominante, la compañía que tenía el 100% del mercado antes de la liberalización. En general, casi todas sus grandes rivales -y también muchas de las pequeñas- la han denunciado en algún momento ante el regulador.

Telefónica, por tanto, ha recibido mucho, pero también ha atacado. De hecho, uno de los expedientes abiertos en estos momentos parte de una denuncia suya contra la operadora gallega de cable, R.

También Airtel, American Telecom o Jazztel han pagado por saltarse la regulación o las resoluciones de la CMT, al igual que Antena 3 y Telecinco.

Alguna de las multadas ha tenido suerte y ha logrado rebajar las multas de la CMT en sucesivos recursos. Telefónica lo ha conseguido dos veces, y Jazztel y Telecinco, una.

La CMT intenta resucitar un mercado que ella misma puso en coma


pdfprintpmail