Archivado en Sin Canon

LA SGAE ESTÁ EMPEZANDO A PERDER LA INICIATIVA

Firmas con 'cola'


Un día hábil después de que la Plataforma Todoscontraelcanon entregara al nuevo ministro de Cultura, Cesar Molina, 1.340.000 firmas contra el canon digital, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), cada vez más sola, lanza una feroz critica al actual ministro de Industria, Joan Clos, por haber afirmado que es improbable que este verano se regule el canon digital . El pasado 26 de junio de 2007, Aurelio Alonso-Cortés desde Expansión adelantó que estas firmas traeran "cola".




Reproducido de Expasión - La SGAE está empezando a perder la iniciativa.

1.300.000 firmas son las presentadas en el Ministerio de Industria por la plataforma social www.todoscontraelcanon.com Contra el impuesto a los CD y DVD para reproducir o copiar creaciones protegidas por la ley de propiedad intelectual. Pero también cuando son soporte del trabajo que usted o yo hacemos a diario. La legislación sospecha que todo español defrauda copiando.

Estas iniciativas ciudadanas con firmas, similares a las previstas en el artículo 87 de la Constitución, suelen terminar en la papelera. No recuerdo haya prosperado ninguna de las presentadas en el Parlamento aunque se apoyan en al menos 500.000 firmas. El pasado febrero, sin ir más lejos, el Congreso rechazó las presentadas por “Hazte Oir” para derogar los matrimonios entre homosexuales y su facultad de adoptar.

¿Se pasarán ahora Industria y Gobierno por la entrepierna – de los pantalones chinos del ministro Clos o de los piratas de la Vicevogue - las firmas del referido millón y pico de usuarios informáticos que triplican el medio millón constitucional?. Les recomiendo atenderlas. Enmendarían así el haber incumplido su obligación de publicar un decreto que reglamente como calcular y repartir el canon. Según ha declarado el Tribunal de Defensa de la Competencia –TDC - en reciente y documentada resolución, las leyes de propiedad intelectual de 1987 y 1996 ya reconocían dicho canon pero no es pagable al faltar el susodicho reglamento. Esta deficiencia parece aprovechada por quienes, no siendo autoridad publica, han dictado “su reglamento” especial. Me refiero a la sociedad de autores – la SGAE ataca de nuevo – y a ASIMELEC la patronal de importadores de electrónica que pactaron en 2003 quienes serían paganinis, a pesar de no ser asociados. Y tras la denuncia del pacto por la Asociación de Internautas no lo sanciona el TDC porque el deber de pago surge más de las leyes mencionadas que de un acuerdo abusivo. Preocupado quizás por la “absolución” apunta nuevas posibilidades a los denunciantes.

Reconoce que particulares, empresas e instituciones públicas – incluso el mismo Estado que generosamente se auto impone el canon - se ven obligados a pagar por algo que no usarán. Debiera pues exceptuárseles de pago en el futuro reglamento como ya se hizo con las entidades de radiodifusión. Y su alusión a que el indicado pacto produce “ahorros” de canon pudiera motivar demandas a la SGAE por mala gestión, ya que los derechos de autor son irrenunciables. Hablando de gestión, ¿se reparte por igual a todos los autores o se mejora a los escogidos? ¿Participan del total recaudado o se invierte una parte en bolsa o similares? Las firmas pueden “traer cola”.



pdfprintpmail