Stop censura


Archivado en

DEIA EDICIÓN IMPRESA

Canon digital y sentido común


¿Por qué se piratea impunemente la obra de cantantes, editores, escritores? ¿Por qué la gente vende CD y películas por la calle sin que nadie lo impida? ¿Por qué tengo que pagar impuestos por la cámara de fotos digital? ¿Y por la impresora, fax, scanner...? HAY disputas eternas... Los autores tienen todo el derecho del mundo a ver su obra protegida. Pero ¿dónde está el límite? Posiblemente donde marque el sentido común




Asier Ibarrondo en Deia.- El debate social que ha generado el canon digital impuesto a decenas de artículos, ha reabierto un debate en el que parece faltar mucho sentido común.

¿Cómo recompensar a los autores que ven pirateada de forma continua su obra? 22 países de Europa recurren a la fórmula del canon. Pero ninguno de ellos cuenta con un sistema de compensación tan generoso como el español. Aquí, según la Sociedad Holandesa de la Copia Privada, los ingresos generados por el canon superaron los 58 millones de euros en 2005, duplicando los beneficios del año 2003.

Y estos ingresos van a más, porque la SGAE pretende ampliar el canon a nuevos dispositivos. Así, los teléfonos móviles y PDA pagarán euro y medio de canon, con lo que las sociedades de gestión de derechos podrían embolsarse unos 10 millones de euros al año. Los discos duros de los ordenadores, doce euros y los pendrives, o lápices de memoria, treinta céntimos.

Estos nuevos dispositivos canonizados se unen a otros: los scanner pagan 10,4 euros por este impuesto, los CD 0,17, el DVD 0,44, los aparatos portátiles MP3 -incluidos los iPod- y MP4 pagarán entre 2 y 3,15 euros, al igual que las grabadoras externas de DVD. Por último, los discos duros del ordenador quedan excluidos.

La lista de dispositivos con impuesto es enorme, a pesar de que, tal y como recuerda la plataforma todoscontraelcanon, "el comisario europeo de Mercado Interior de la Unión Europea, Charlie McCreevy, ha dejado claro que sólo deberían estar sometidos a canon aquellos productos que vayan a utilizarse, en medida apreciable, para hacer copias de uso privado".

Ánimo de lucro

Una sociedad como la SGAE está habilitada para recaudar este canon por no tener ánimo de lucro. Recauda los derechos de autor para repartirlos entre los autores.

Sin embargo, una información aparecida esta misma semana en los medios de comunicación, concretamente en el diario Público ha indicado que "los datos del registro mercantil demuestran que SGAE es sólo la punta del iceberg de un entramado societario, dentro del cuál, la práctica totalidad de las compañías son sociedades con ánimo de lucro. Además, la facturación de éstas se obtiene básicamente por servicios a SGAE y procede por tanto de la recaudación de derechos de autor".

El Economista también desveló en junio que "la SGAE no tiene ánimo de lucro, según sus estatutos, pero es propietaria al cien por cien de SDAE, antes una división de SGAE y hoy una sociedad limitada que debe el 99 por ciento de su facturación a la SGAE, según las propias cuentas anuales de SDAE presentadas ante el registro mercantil".

Es decir, que hay empresas privadas lucrándose del dinero que han cobrado, por ejemplo, a una pareja de novios por poner música en el banquete de su ceremonia.

La Asociación de Internáutas es posiblemente la principal activista en la lucha contra el canon. Ellos, a través de un comunicado publicado en su web , indican que "no nos debemos llevar a engaño. No estamos hablando de piratería, ni por pagar este canon se legalizan copias piratas. Simplemente pagamos porque unas entidades privadas han decidido que debemos hacerlo. Ante la arbitrariedad e injusticia de este canon, diferentes plataformas y asociaciones contra el canon han empezado ya a ejercitar las primeras acciones para denunciar esta barbaridad".

El papel de los 'piratas'

Supuestamente, el canon digital impuesto a los dispositivos digitales es un modo de compensación a los autores por las pérdidas que ocasiona la piratería.

Sin embargo, como medida coercitiva que trata de reducir esta piratería no es en absoluto efectiva. Así lo demuestra el hecho de que los índices de piratería cada vez son mayores. Además, en cierta medida, la gente que descarga música se justifica pensando que ya pagan impuestos con el canon impuesto en cada dispositivo.

Un reciente informe de la Comisión Europea expone además que niños y jóvenes justifican sus actos de descarga diciendo que son para uso privado, que las páginas web pagan a los artistas, que se exagera el daño que las descargas producen a los artistas y a la cultura y, simplemente, que los CD y DVD son demasiado caros.

YA HAY 1.357.000 FIRMAS CONTRA EL CANON. Tu firma cuenta. Firma aquí


pdfprintpmail