Archivado en Privacidad

LEY DE CONSERVACIÓN DE DATOS DE LAS COMUNICACIONES ELECTRÓNICAS

El coste de identificar a los usuarios de tarjeta prepago asciende a 50 millones, según Redtel


Telefónica, Vodafone, Orange y ONO, compañías que integran la asociación Redtel, estiman que el coste de la nueva normativa que obliga a las operadoras a identificar a los usuarios de telefonía móvil en la modalidad de prepago ascenderá a unos 50 millones de euros, anunció hoy la patronal.




(EUROPA PRESS) Las cuatro operadoras, que han comenzado a aplicar hoy la normativa, asumirán íntegramente el coste derivado de las adaptaciones de las redes y sistemas de información necesarias para dar cumplimiento a las obligaciones y derivadas de la ley.

Además, las compañías sumarán estos costes a los ya asumidos en el marco de las obligaciones de servicio público que se prestan actualmente, como la interceptación legal de comunicaciones, el bloqueo de terminales sustraídos o el encaminamiento de llamadas a los servicios de emergencias 112, y otros como los números de atención especial a colectivos.
Redtel explicó que la Ley de conservación de datos relativos a las comunicaciones electrónicas y a las redes públicas de comunicaciones exige un "formidable" esfuerzo por parte de las operadoras, que tendrán que añadir a los controles que ya existían sobre los titulares de líneas de contrato de telefonía móvil, los más de 19 millones de usuarios en modalidad de prepago (tarjeta) que hay en el mercado español.

Según la nueva ley, los usuarios tendrán que identificarse al comprar las tarjetas prepago y aportar datos personales como su nombre o razón social, la nacionalidad y el número de un documento acreditativo (DNI, pasaporte o tarjeta de residencia).

Además a partir de su entrada en vigor, comenzará un plazo de dos años para identificar y registrar los datos personales de los usuarios de tarjetas. Asimismo, las empresas deberán ampliar en el plazo de 6 meses un registro de tráfico de llamadas.

Las cuatro operadoras han dispuesto procedimientos de actuación para involucrar a sus redes de distribución --que cuenta con cerca de 20.000 puntos de venta en todo el territorio-- en el cumplimiento del nuevo marco legal. Los mecanismos dispuestos se perfeccionarán y optimizarán progresivamente con la participación activa de los distribuidores y la cooperación del sector con las autoridades.
Asimismo, han puesto en marcha mecanismos de información a sus distribuidores y usuarios, que permitirán a sus clientes conocer las obligaciones derivadas de la entrada en vigor de la ley.

Redtel afirmó que las operadoras ya han comenzado a reforzar sus sistemas informáticos y de gestión de datos de los clientes para adaptarlos a las exigencias de la nueva ley. En este sentido, indicó que la media diaria de llamadas superó en 2006 los 64 millones en telefonía fija, mientras que en móvil fue de 77,91 millones, y el de mensajes de texto (SMS) fue de 24 millones diarios, según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) recogidos por la asociación.

19 de Octubre de 2007: Día del Gran Hermano


pdfprintpmail