Archivado en Sin Canon

PRESO DE LA VACILACIÓN

Llamazares admite que la SGAE le ha puesto en un dilema


Ante los militantes de Izquierda Unida se ha presentado como un Hamlet atado entre sus compromisos con el "establishment" cultural y lo que demanda su atónita base juvenil.




SD.- Tal como avanzó Elsemanaldigital.com, el respaldo de Izquierda Unida al canon digital le puede costar muy caro a la coalición de cara a las próximas elecciones generales. Y de hecho, su coordinador general, Gaspar Llamazares, admitió este domingo durante un acto público en Rivas Vaciamadrid que existen diferencias entre los propios miembros de la formación sobre la conveniencia de suprimirlo.

Y es que si algo chirría en una organización comunista es que defienda que lo que en la práctica se convierte en un impuesto preventivo, lo gestionen entidades privadas. De hecho, por ahora hacia donde apunta IU es a intentar que sea la Administración quien sea la depositaria de cuanto se recaude por la venta de material tecnológico potencialmente utilizable para copia de uso personal.

"Debería ser compatible retribuir la propiedad intelectual y no gravar a priori a aquellos que no van a usar ese producto", reconoció Llamazares ante los suyos, pero después de habe secundado al PSOE en el Congreso de los Diputados para impedir la supresión del canon. Ahora el líder comunista reconoce que varios de los soportes gravados "tienen poco que ver con la propiedad intelectual", y que "no se trata de que nadie se forre".

Y es que la Red es un clamor contra el canon digital tanto entre sensibilidades de derechas como de izquierdas, y la apelación de Izquierda Unida al voto juvenil se ha encontrado con un obstáculo que no esperaba. Tuvo que ceder al mismo por la tradicional interdependencia entre la izquierda política y el establishment cultural beneficiario de subvenciones e impuestos encubiertos, muchos de cuyos nombres relevantes apoyaron públicamente las posiciones de la SGAE. Pero ahora en la coalición temen que las urnas les pasen factura, cuando ya de por sí las encuestas no les ofrecen resultados muy alentadores.

Como afirmó el mismo Llamazares, "en torno a la supresión del canon se organiza la gente de la Red y en torno al mantenimiento del canon se organiza gente de la cultura". El problema para IU es que los primeros son más, y constituyen buena parte de quienes acceden por primera vez en estas elecciones a la posibilidad de votar


pdfprintpmail