El Consejo de Ministros aprueba decreto que permite volver a nombrar a Adsuara


El Consejo de Ministros aprobó hoy el real decreto que permite al Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCYT) volver a nombrar a Borja Adsuara director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información, Borja Adsuara, casi un mes después de que el Gobierno se viera obligado a cesarlo por una sentencia del Tribunal Supremo que invalidaba --por no estar "suficientemente motivado"-- el real decreto que justificaba su nombramiento sin reunir la condición de funcionario.




El director general para el desarrollo de la Sociedad de la Información fue cesado hace un mes tras una sentencia del Supremo

El decreto, que modifica la estructura orgánica básica del MCYT aprobada el 12 de mayor de 2000, detalla las razones que aconsejan el empleo de la excepción prevista en la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado (LOFAGE) en este caso, y ha sido "informado favorablemente" por la Dirección General del Servicio Jurídico del Estado.

Desde que el pasado 27 de abril el Boletín Oficial del Estado publicase el cese de Adsuara este cargo está vacante. En principio, el MCYT pretendió cesar y renombrar a Adsuara en el mismo Consejo de Ministros, el celebrado el 26 de abril.

Sin embargo, asesorado por el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP), se consideró oportuno que quedara constancia del acatamiento de la sentencia y respeto a la sentencia antes de reinstaurar al ex director general.

Pese a que el real decreto parecía estar preparada desde semanas atrás, el celo del MAP --que ha pedido numerosos informes para no dejar ningún cabo suelto que pueda volver a revocar el nombramiento de un alto funcionario-- parece haber prolongado una situación que ha provocado un vacío al frente de la Dirección General para el Desarrollo de la Información en un momento de mucha actividad, como la presentación la pasada semana del plan 'Internet para todos'.

Por ese motivo, la titular de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, se apresuró a señalar que, a pesar de este vacío institucional, el mencionado departamento estaba funcionando con "toda su capacidad" y argumentó que los planes que esta dirección estaba llevando a cabo venían establecidos desde tiempo atrás.

Sin embargo, Birulés no disipó las dudas por el alargamiento de una situación que fue definida en su origen como de "trámite administrativo", y se negó a precisar si Adsuara sería definitivamente la persona apta para el cargo. "Vamos a proceder a la cobertura de esta dirección general con la persona más adecuada", afirmó.

"NO ES DE RECIBO"

Esta incertidumbre, que se ha prolongado durante casi un mes, ha provocado las críticas en el sector. Así, el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, señaló a Europa Press que "no es de recibo" la espera y afirmó que "dice mucho del interés del Gobierno". En su opinión, "alguien debe asumir su responsabilidad", puesto que se trata de una "cuestión grave".

Según la legislación vigente, una dirección general sólo puede ser ocupada por una funcionario, salvo en excepciones en las que el Ejecutivo debe "motivar" la particularidad por la que se designa a una persona ajena a la Administración Pública para desempeñar ese determinado cargo.

En este caso, el Alto Tribunal falló a favor del recurso interpuesto por la Asociación de Funcionarios Públicos que recurrió el real decreto del Ejecutivo por el que se puso a Borja Adsuara al frente de la Dirección General para la Sociedad de la Información, sin reunir para ello la condición de funcionario.

Reproducido de Europa Press

pdfprintpmail