Archivado en operadoras

ANTE LAS MALAS PRÁCTICAS

Los consumidores se defienden de los 0,58 euros de Telefónica


Nos hemos acostumbrado a saber antes de coger el teléfono quién está al otro lado de la línea. Gracias al servicio de identificación de llamadas, cada vez es más difícil no reconocer a la persona que ha marcado nuestro número. Pero disfrutar de esta ventaja —con la que cuentan todos los clientes de la red fija de Telefónica desde hace casi 10 años— tiene un precio, exactamente, los 0,58 euros (IVA incluido) al mes que tendrán que pagar a partir del 1 de octubre los 6 millones de clientes de esta compañía. Eso sí, los usuarios cuentan con argumentos con los que 'defenderse' de esta medida en los que ya están trabajando las asociaciones de consumidores.




Pagarás si no dices lo contrario.- Por SOITU.ES .- Llegado el 1 de octubre, pagar tampoco será obligatorio. Sólo habrá que hacerlo si queremos seguir disfrutando de esta ventaja o si nos hemos despistado y no la hemos anulado. Porque Telefónica no va a dar de baja a ninguno de los usuarios de este servicio aunque les ofrece la posibilidad de anularlo ellos mismos. Para ello, según explica la compañía, están "enviando información sobre el nuevo recargo en las últimas facturas para que los clientes llamen al 1004 si no quieren tenerlo". Todo dentro de su "compromiso de la empresa de comunicar los cambios con antelación".

El anuncio ha desatado las quejas de las asociaciones de consumidores, no por la medida, sino por el procedimiento. Para la Unión de Consumidores de España (UCE) no es legal: "lo normal es actuar a la inversa". "Lo que tendrían que hacer es anular a todos sus clientes el servicio y a partir de ahí que se den de alta todos aquellos que lo quieran", explican. La metodología de la compañía de teléfonos es "la forma de asegurarse de que la mayor parte de usuarios continúen con este servicio y así no perder dinero".

Cobrar por un servicio que no se solicitó, aunque no se use

La organización Facua-Consumidores en Acción también considera irregular el modo en que Telefónica comenzará a cobrar por este servicio y ya ha anunciado que en los próximos días presentará una denuncia ante el Instituto Nacional de Consumo, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo. Según declaraciones de su portavoz, Rubén Sánchez, a EFE, no se puede cobrar por un servicio que los usuarios nunca han solicitado.
Y es que, cuando el sistema de identificación de llamadas se convirtió en un servicio gratuito para los usuarios de Telefónica —en 2001— la compañía decidió aplicársela a todos sus clientes sin consultarles "al entenderse como un valor añadido y no tener un coste adicional", según explica la propia compañía. Ahora, los que no se tomen las molestias de darse de baja, tendrán que pagar el servicio, incluso aquellos que tienen un aparato que no identifica las llamadas y que, si se despistan, pagarán por algo que no pueden disfrutar.

La campaña inexistente

El principal argumento de Telefónica es que la campaña que permitía no pagar por disfrutar del servicio de identificador de llamadas ha finalizado. Sin embargo, la UCE avisa de que este servicio no se planteó como una promoción porque no salió nunca con fecha de final, por eso "también sería ilegal quitárselo a los usuarios". "Siempre que se tenga el objetivo de anular un servicio gratuito se deberá poner una fecha de inicio y otra de final", explican.

El sistema de identificación de llamadas se introdujo primero en 1999 en el contestador automático del operador por un precio de 1.000 pesetas (6 euros) de alta más 100 pesetas mensuales (0,60 céntimos). Se cobró hasta 2001, cuando empezó a ser gratis. El último cambio se produjo el 10 de julio. Desde entonces, Telefónica cobra el servicio de identificación de llamadas a los cerca de 2 millones de clientes que tenían el pack DUO o TRÍO con ADSL o tarifa plana de voz. Algo que para Facua también es ilegal por lo que reclamará la devolución en la factura de este importe a los clientes a los que ya se ha cobrado el servicio, que supone, sostiene, una subida del 3,6% de factura mensual.

Los consumidores con una línea de Telefónica que tengan contratadas con otro operador las llamadas pueden, por el momento, estar tranquilos. En principio, el resto de compañías no ha anunciado que vaya a cobrar este servicio. Jazztel ha asegurado a Soitu que no están obligados a facturar la identificación de llamadas y que no tienen intención de hacerlo a pesar de que utilicen la línea de Telefónica.

Ver reacciones en Internet :

Bandaancha.eu

Adslnet.es

Adslzone.net


pdfprintpmail