Archivado en Privacidad

A UN MES VISTA DE SU VOTACIÓN

Los internautas europeos se movilizan para acabar con las "Enmiendas Torpedo"


Organizaciones y ciudadanos de toda Europa unen sus fuerzas para que el Parlamento Europeo se pronuncie claramente y fije su posición ante unas enmiendas cuyo objetivo principal es el recorte de libertades civiles, la vigilancia y censura de los internautas al estilo chino y la suplantación de la Autoridad Judicial por parte de los intereses de empresas privadas.





En la última semana de septiembre el Parlamento Europeo votará el Paquete Telecom, y con él las llamadas Enmiendas Torpedo contra la libertad en Internet. De cara a esa votación, se plantea la siguiente campaña de lobby a los eurodiputados (MEPs: Members of European Parliament), para lograr que su voto sea contrario a las enmiendas H1, H2, H3, K1 y K2.

Si dichas enmiendas son finalmente aprobadas el Parlamento habrá admitido oficialmente ciertas prácticas poco deseables como las siguientes:

* Eliminar o reducir la velocidad del P2P, especialmente para evitar presuntas violaciones de "propiedad intelectual", lo cual consituiría una violación del principio de neutralidad de la red.

* Cooperación entre los proveedores de Internet y los productores de contenidos para juzgar que contenidos son legales y cuales no.

* Obligación, por parte de los proveedores de servicio, de controlar y, advertir por email a los usuarios cuando se descarguen contenido ilícito.

* Instalación y ejecución forzosa de software en los PCs para detectar infracciones de propiedad intelectual.

Y, si dichas enmiendas no son admitidas ¡No importa! Igualmente dichas prácticas podrán seguir ejerciéndose en base a legislaciones nacionales, acuerdos entre empresas y otras figuras: la única diferencia será que dichas actividades se realizarán sin regulación alguna por parte de la Unión Europea.

En resumen, las dos opciones son:

1. La Unión Europea impone una mínima regulación a dichas actividades, reconociendo su legalidad, o 2. La Unión Europea no se pronuncia, pero consiente dichas actividades sin regulación alguna.

Lo ideal sería reclamar a la Unión Europea el rechazo a dichas enmiendas y, al mismo tiempo, exigir un pronunciamiento claro

* A favor de la neutralidad de la red.

* A favor de que solo los jueces puedan decidir sobre la legalidad de los
contenidos, y nunca otra entidad como un ISP, una entidad gestora de
derechos de autor o un software.

* A favor de que solo los jueces puedan decidir sobre la clausura de una web.

Las respuestas a estos movimientos no se hicieron esperar. Durante la primera fase de la tramitación de estas enmiendas se produjo, como algunos recordarán, una movilización de protesta a nivel continental. Dicha movilización no fue suficiente, y la guerra prosigue tras el verano.

La Quadratura du Net, que inició el fuego en la primera escaramuza, ha vuelto a intentar movilizar a los internautas con su campaña de envío de postales, pero con poco éxito. Recientemente ha sido la española Asociación de Internautas la que, ante el nerviosismo y la confusión reinantes, se ha decidido a pedir al Parlamento Europeo que arroje luz sobre la naturaleza de las llamadas "enmiendas torpedo". Es previsible que en fechas próximas otros colectivos realicen pronunciamientos públicos y/o inicien movilizaciones, bien de forma individual o bien de forma conjunta.

Fuente: http://www.facebook.com/group.php?gid=35604820394

pdfprintpmail