Archivado en Mundo Internauta

POR LAS LIBERTADES CIVILES; CONTRA LA VIGILANCIA Y CONTRA EL CANON DIGITAL

Gran parte del paquete Telecom logra salir adelante pero los usuarios consiguen influir positivamente en algunos textos.


Tras la votación llegarán los análisis. El resultado aún es complicado de interpretar. Se han conseguido resultados positivos en algunas enmiendas pero no en muchas otras. Sin embargo, en un tiempo record se ha conseguido que los internautas europeos defiendan sus derechos y consigan algunos resultados positivos además de sacar este tema a la luz. Los promotores de estos informes pretendían haber aprobado unas enmiendas aún más duras y perjudiciales para los ciudadanos sin que éstos hubieran siquiera tenido conciencia de lo que se planeaba a sus espaldas.




En pocas palabras el resultado claro de la votación de hoy ha sido el siguiente:

resultado de la votacion de la enmienda 138Las enmiendas Harbour han pasado todas; sería recomendable que el Parlamento Europeo y los que lo forman, o sea , todos los eurodiputados sin excepción, explicaran públicamente el poco respeto que tienen a la protección de los datos personales, cuya violación en los Estados Miembros lleva a penas económicamente muy cuantiosas y que pueden derivar icluso en cárcel.

En concreto, las H2 y H3 se acaban de aprobar completamente en contra del dictamen del Supervisor Europeo De Protección de Datos, D. Peter Hustynx.

Sin embargo, las otras dos enmiendas torpedo, K1 y K2, fueron finalmente derrotadas.

Además el resultado del informe Trautmann es positivo en el sentido de que las enmiendas 132 y 137 del también irreductible eurodiputado francés Toubon han sido afortunadamente también derrotadas y la enmienda 138 propuesta por el también francés Guy Bono ha salido finalmente adelante.

Sin embargo, el funcionamiento del Parlamento Europeo se ha demostrado de nuevo profundamente contrario a la ciudadanía y totalmente antidemocrático cuando se permiten procedimientos como el de las enmiendas orales, que se presentan mientras se están votando las enmiendas. Este método impide que los eurodiputados tengan tiempo de siquiera entender el nuevo texto y valorar el sentido de su voto. En consecuencia, los eurodiputados no tienen otra opción que seguir los dictados del líder de su grupo sin saber lo que están votando, “multiplicando” de facto un solo voto ad infinitum de forma que sólo unos miembros del Parlamento pueden cambiar toda una enmienda. Para colmo de males, se ha permitido la votación de una enmienda cuyo texto original en inglés había sido traducido al idioma alemán de forma incorrecta alterando su significado. ¿En manos de quiénes estamos?

El problema del paquete Telecom en este momento es la posible incoherencia del texto que se va a presentar al Consejo para su ratificación. Según lo aprobado, y a falta de un análisis más profundo del texto definitivo, parece que unas enmiendas podrían estar en contradicción con otras una vez analizadas en detalle.

El éxito del día de hoy sin embargo (aparte del rechazo de las enmiendas Kamall) es que los europeos hemos demostrado que la sociedad civil puede y debe movilizarse en defensa de sus derechos y sobre todo, que esta movilización tiene sus frutos. Gran parte del resultado de hoy, así como la expectación levantada, se debe a la creciente conciencia social de la ciudadanía, que exige a sus representantes en la Eurocámara que trabajen para ellos en lugar de hacerlo en su contra.

Es ahora el momento de comenzar a analizar en detalle y con calma el texto final que va a salir del Parlamento y se va a presentar al Consejo de la Unión Europea

Asociación de Internautas

pdfprintpmail