Mesa redonda: Privacidad y gestion de los datos en el mundo digitalt


Archivado en Mundo Internauta

POR LAS LIBERTADES CIVILES, CONTRA LA VIGILANCIA Y CONTRA EL CANON DIGITAL.

El extraño caso del Dr. Ignasi Guardans


El Dr. Ignasi Guardans tiene muy claro cuáles son los derechos y libertades de la ciudadanía cuando descubre en un aeropuerto que sus propios derechos pueden estar siendo pisoteados, y evidentemente protesta y se queja, como haríamos cualquiera de nosotros.




Sin embargo, cuando el tema no le afecta a él personalmente (o eso debe de creer él, como si estuviera a salvo del control que se pretende sobre Internet sobre todo lo que se haga, diga u opine) se transforma de manera súbita, por voluntad propia o inducida, en una especie de Mr. Hyde, capaz de no immutarse lo más mínimo mientras predica que la autoridad judicial no es necesaria en Internet y trata de convencernos de que la vigilancia, el control y la censura sobre el ciudadano es buena en realidad.

Hemos tenido conocimiento de una entrevista que el portal catalán VilaWeb ha hecho al eurodiputado David Hammerstein (Los Verdes) y al Dr.Guardans (Grupo Alde, liberales) para contrastar sus dos visiones sobre el Paquete Telecom. En esa entrevista, el eurodiputado Guardans realiza, entre otras, la siguiente afirmación en la que nos acusa directamente de estar defraudando:

"Los internautas que nos escriben no es que les preocupe la Directiva, es que quieren seguir defraudando sin molestar a nadie y sin que nadie les moleste. Y eso es lo que les digo: mirad , esta capacidad de defraudar se está acabando."

Claro que cuando comprobamos que el Dr. Guardans tiene una medalla antipiratería otorgada por la propia SGAE, empezamos a entender muchas de las motivaciones que le llevan a actuar como ha actuado en todo el caso Telecom y entendemos también que efectúe declaraciones como la anterior acusando a todo el mundo de defraudar por el simple hecho de conectarse a Internet. Y ahora entendemos también a quién no le importa realmente nada la Directiva, cuando la propia Oficina de Consumidores Europea (BEUC) remarcaba que la Directiva debía centrarse en los servicios (para eso estaba diseñada originalmente) y no en los contenidos, que debían quedar fuera de su competencia.

Queremos creer que si se impone ese control sobre Internet y un día le afecta personalmente a él, también se quejará y protestará, pero seguramente ya será demasiado tarde para remediarlo. Como decía el pastor protestante Martin Niemöller en una cita que suele atribuirse por error a Bertol Brecht:

"Primero vinieron por los comunistas pero guardé silencio,porque yo no era comunista; luego vinieron por los judíos, pero no dije nada, porque yo no era judío; luego vinieron a buscar a los sindicalistas, pero guardé silencio, porque yo no era sindicalista; luego vinieron a buscar a los católicos, pero tampoco dije nada, porque yo era protestante; finalmente vinieron a por mí, pero ya no quedaba nadie más que pudiera protestar."

No nos engañemos, el ataque frontal a una actividad completamente lícita como es el intercambio de archivos (P2P) -que sirve de justificación a los planes liberticidas de Sarkozy- es sólo una excusa para dar el siguiente paso hacia la censura y la vigilancia en Internet. Esto requeriría un debate técnico muy extenso pero la realidad es que la única manera posible de detectar que un usuario está descargando un contenido que las autoridades administrativas consideren "ilícito" de Internet con certeza como para prohibirle el acceso a la Red consiste en vigilar todo el tráfico que genera y recibe este usuario (y por extensión, todos los demás) las 24 horas del día los 365 días del año.

Estas técnicas ya se han usado en el Reino Unido con fines de marketing y han motivado un fuerte aviso ( warning ) por parte de la U.E. a este Gobierno por permitirlo.

La censura del P2P sólo es posible mediante la vigilancia sistemática de todo lo que hacemos en la red todos y cada uno de sus usuarios; y este control de las comunicaciones entre los usuarios , sean del tipo que sean, es contrario a los más elementales derechos y libertades fundamentales del individuo, constituyendo un ataque directo a la propia dignidad de la persona.

Noticias Relacionadas:

El informe que no apoyó Ignasi Guardans Cambó

Ignasi Guardans redefine el concepto de 'Spam'


pdfprintpmail