Quedate en casa



Archivado en Mundo Internauta

LA CRÓNICA - LA PROVINCIA - DIARIO DE LAS PALMAS

Las oportunidades y la nueva vida tras la crisis


El 'mundo digital' entra con fuerza en Canarias, aunque no se haya impulsado el
vivero de emprendedores de la Universidad. Las Islas van acoplándose a la nueva 'revolución de modernidad', tan profunda como la de los años 60-70, los del gran cambio. Todas las crisis plantean nuevos desafíos; a la crisis económica hay que sumarle la irrupción de la era internet, llena de incógnitas.




Francisco tenía su taller de carpintería en la esquina de General Vives con Alfredo L. Jones, donde hasta hace poco estaba Calzados López. Solía vestir camisa azul, que dejaba al descubierto unos fuertes brazos de remero del Volga, y desde la mañana a la noche estaba entre martillazos. Hacía muebles empotrados, y estanterías y baldas, restauraba cabezales, fabricaba mesas de cocina... con serrucho, cepillo, escoplo y una sierra mecánica de antes de la guerra. Solía acudir a otros comercios de la zona para arreglar puertas, mostradores, el suelo.

Como a la sastrería de Isidoro Puga, en Luis Morote, que, además de hacer trajes a medida, daba la vuelta a los viejos -con el fleco necesario de que el bolsillo superior quedaba a la derechapara que los adolescentes tuvieran su primer terno, casi siempre de buen paño inglés. Francisco no lo sabía, a finales de los cincuenta, pero su tiempo se estaba acabando. Varios acontecimientos sucedieron casi a la vez: el estallido turístico, a principios de los 60, que revalorizó su solar, sobre el que se levantó un edificio; el fenómeno Ikea, que desde los bosques del sur de Suecia conquistaba Europa, con muebles prêt à porter; y la noticia de que Black and Decker, que había fabricado en 1950 su taladradora un millón, crecía exponencialmente con las herramientas eléctricas de uso personal. La alemana Bosch también competía por llevar a los hogares el hágalo usted mismo, y todos estos artilugios ya se ofrecían como novedades en los escaparates de las más importantes ferreterías de Las Palmas, como en la deValido ,a dos manzanas del carpintero.


Reaparición de la filosofía del ahorro

Con la crisis no se acaba el mundo, sino que empiezan nuevas formas de vida inteligente. Quizás haya que tener en cuenta el consejo de Henry Ford, inventor del automóvil moderno: "El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia". Algo similar aconsejaba Einstein: "En los momentos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento". "La imaginación al poder", decían los chicos de mayo del 68 en París. Pero, aparte de la imaginación para nuevas fórmulas, a veces la imaginación aconseja mirar el camino que se ha recorrido y enmendar errores: una vuelta a lo sencillo y a la ética del ahorro. Por ejemplo: proliferan. oficios, a veces en forma de franquicias, que el consumismo dio por desaparecidos: zapateros, talleres de costura y arreglos de ropa... una filosofía del aprovechamiento que puede crear novedosas actividades alrededor del reciclaje. Modelo de transformación: las bolsas de plástico han sido sustituidas por bolsas reciclables, fabricadas por las mismas industrias. Y por los clásicos carritos de la compra de dos ruedas



LA AVANZADILLA. Nuevas formas de negocio llegaban a las Islas. El establecimiento de los primeros grandes almacenes, Galerías, Cortefiel, Cuadrado, marcó asimismo el principio del fin para los sastres autónomos. Ikea se estableció en Telde en 1981, quince años antes que su desembarco en el resto de España (por Badalona y Madrid, 1996). En esto el Archipiélago actuó de avanzadilla. Como lo haría en los estudios de informática, en la desalación del agua, en la energía eólica, en la navegación marítima con los jet-foil, los barcos voladores que desaparecieron de las aguas isleñas víctimas de su propio éxito, el enorme consumo para ganar diez minutos, el mismo síndrome del Concorde...

De la noche a la mañana todo cambió. Acabó un mundo y comenzaba otro. Es decir: no es ahora la primera vez. En los escaparates aparecían los primeros bikinis.

Cuando acababa el siglo XX, y como ocurrió al acabar el X, en plena edad media, se hablaba del efecto milenio. Desde luego, no hubo ninguna catástrofe repentina; pero sí que muchas cosas comenzaban a transformarse. El cambio climático ya era una evidencia: Al Gore llevaba años previniéndolo, y los científicos llegaban en Kioto a un gran acuerdo de mínimos sólo criticado por algunos excéntricos y mediocres que aprovechaban unas pocas líneas de gloria. El abandono del Sahara y la desaparición de la pesca tradicional en el banco envió al paro a unos cinco mil marineros. Al cabo de un cuarto de siglo, las ocupaciones que han nacido alrededor de los puertos deportivos, la pesca deportiva y los safaris fotográficos para cazar visualmente ballenas o zifios, y el submarinismo ecológico, han sobrepasado esa cifra de ocupados. Han nacido empresas especializadas, que incluyen los paseos y asaderos marítimos de los turistas, que han sustituido ventajosamente la anterior fuente de ingresos.

LLEGA LA MUJER. "El acceso masivo de las mujeres a los puestos de trabajo ha creado nuevas necesidades a su vez", dice Fernando Pardo, propietario de Nautiaventura, una firma dedicada a organizar actividades de tiempo libre y canguraje educativo-deportivo. Si antes eran asociaciones como la OJE, o los Boy scouts, o grupos parroquiales, las queseocupabandelos campamentos, hoy esto es un auténtico vivero de empresas, eso sí, sustentadas en el trabajo temporal, en verano y vacaciones. Otra actividad que está apareciendo es la enfocada al cuidado de los mayores. La Ley de la Dependencia, proyecto estrella del presidente Zapatero, ha abierto expectativas, en paralelo a la aparición de nuevos profesionales del ramo. Poco a poco se irá sustituyendo a las cuidadoras inmigrantes independientes, ecuatorianas, colombianas, filipinas, muchísimas veces contratadas en negro, por pequeñas o medianas cooperativas o sociedades.

La crisis es un buen caldo de cultivo para tantear salidas. ¿Cuándo terminará el túnel , ¿cuánto tiempo pasará para que los brotes verdes den sombra Valentín Parejo, director general de El Corte Inglés en el Archipiélago, es pesimista: "No habrá normalidad antes de 2015, y cuando llegue ese momento tampoco podrá hablarse estrictamente de normalidad, porque las cosas serán diferentes". Una de las claves la da un joven empresario que busca piso. "Es imposible que los precios suban con la rapidez con que han bajado, porque eso forzaría una inflación tremenda, desestabilizadora". Sí, muchas cosas han perdido de repente no sólo su precio sino su valor. Cada uno de los compuestos de la vivienda se ha depreciado. "Y hay que ver cómo se resuelve la bolsa que ha ido quedando en manos de los bancos, y que deben soltar cuanto antes para tener liquidez, y porque no son agencias inmobiliarias". Más de 500 propiedades -viviendas, bajos comerciales, plazas de garaje han pasado a manos de la Caja de Canarias. Los expertos dan un consejo a los caza oportunidades: "Que se anden con ojo, porque se les puede pasar el arroz", comenta García Falcón. "Más no es probable que bajen, aunque tampoco a corto plazo puede esperarse una subida brusca". Hay emprendedores que están empezando por lo que antes era lo último: comprar los locales.

UN BUCLE DE SORPRESAS. Internet y la crisis económica mundial se están retroalimentando a su vez, en un bucle que es difícil saber cómo terminará. Alvin y Heidi Toffler, en su best seller prospectivista La revolución de la riqueza, auguran que la economía del mañana acabará con la distinción entre vida doméstica y vida laboral. Ello será posible no solamente por el uso cada vez más intenso del bricolaje -que en el fondo es dinero-, sino porque Internet se ha convertido en un mercado que crece exponencialmente. Y como dicen muchos ejecutivos, "porque el portátil y el móvil nos tienen secuestrados". "Los economistas", añaden los Toffler, "(...) se enfrentan a un sistema de riqueza que, en tan sólo unas décadas, ha pasado a depender desde los recursos escasos a otro en que el principal factor de crecimiento, el conocimiento, es inagotable".

Sí, cada día Internet, vehículo vertebral de esa era que define el futuro, que es presente, ofrece nuevos desafíos a los emprendedores y plantea nuevas necesidades. A la prensa, que ve el impetuoso nacimiento de las páginas digitales, por ahora con la singularidad de que algo que cuesta dinero se ofrece gratis; a las reservas de plazas hoteleras; a los billetes de avión. José Luis Reina, director de Comunicación de Binter, reconoce que se ha dado un salto desde el call center al ordenador. Internet ha ido sustituyendo al teléfono. En la actualidad un 20 % de las reservas se hace on line. Cada vez es más frecuente que los previajeros elijan en casa, ante el PC, el asiento en el avión. Una parte significativa de las ventas de supermercados son por la red; ese tránsito desde la fidelización telefónica al ciberespacio produce la aparición de nuevas oportunidades; si bien hay grandes incógnitas empresariales por resolver, como el coste específico del encargo y la distribución.

El caso de los bancos y cajas es paradigmático. La Caja de Canarias realiza el 54 de sus operaciones por Internet y por teléfono. Los llamados canales alternativos viven un crecimiento constante: en el primer semestre de este año se han realizado 37 millones de transacciones en esta entidad. Nada menos.

Pero queda mucho por hacer en el mundo digital: un informe elaborado por la Asociación de Internautas y la Asociación pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales, revela que mientras Andalucía, Madrid y Castilla La Mancha encabezan el ranking de desarrollo de la administración electrónica, con una nota media de 4,1 puntos, Canarias se encuentra a la cola con 0,95.

Esta situación es paradójica con el carácter pionero de los estudios de informática y telecomunicaciones en Gran Canaria. El profesor Roberto Moreno, director del CULP y luego de Ingenierías fichado por Lorenzo Olarte cuando era presidente del Cabildo, ya era en los sesenta un conocido especialista en robótica. Su tesis doctoral, en 1965, trataba de las "redes neuronales cibernéticas". La creación del Centro Cibernético, de la Escuela de Informática, en 1981, de la Facultad después, en el 86, de teleco, a partir del 87, y de los estudios en Ingenierías, dio a Canarias oportunidades excepcionales, que no se han aprovechado.

El profesor Moreno (Sr.) es contundente: "Creo que aquí no se han sabido utilizar las enormes posibilidades de las nuevas tecnologías. En gran parte por la desidia de los gobiernos, que no han fomentado la creación de empresas y el trabajo de los titulados. Ahora se habla de parques tecnológicos, sí, pero se ha perdido mucho tiempo".

A pesar de que el emprendedor del conocimiento tiene "poca tangibilidad" a la hora de pedir créditos en plena crisis, como asegura un directivo bancario, hay empresas que han salido en el momento adecuado, y lo han sabido hacer; es el caso de Desic, una hijuela de Salcai, creada hace 12 años. En este tiempo ha pasado de tener cuatro trabajadores a contar con 130, y una "importante" red de clientes que despeja el futuro. Es una consultora tecnológica que implementa soluciones informáticas para una variada gama de compañías e instituciones públicas. Ángel Luis Sánchez Bolaños, director general de Global, dueña del 85 % de las acciones, no lo duda: "Las crisis son malas para los que se duermen en los laureles, y benefician a los que han cumplido con sus deberes, y a los que son capaces de innovar, ser más eficientes y ajustar los costes".

Como en las anteriores situaciones de incertidumbre conviene tener en cuenta el consejo del cubano José Martí: "Para ir delante de los demás, se necesita ver más que ellos".

ARTÍCULO DE ÁNGEL TRISTÁN PIMIENTA EN LA PROVINCIA - DIARIO DE LAS PALMAS .-

pdfprintpmail