Archivado en Gobierno y Leyes

NOTA DE PRENSA

Enmienda 138: El Parlamento Europeo no puede ceder las libertades ciudadanas


Las asociaciones de consumidores europeas y los proveedores del servicio de Internet se unen a La Quadrature du Net y a numerosas ONGs para instar al Parlamento Europeo a no renunciar a los derechos fundamentales de los ciudadanos de la U.E. La fase de conciliación en proceso del Paquete Telecom dará al Parlamento una oportunidad para levantarse de nuevo contra las restricciones arbitrarias al acceso a Internet. La Quadrature publica un nuevo memorandum que explica cómo el Parlamento puede y debe resistir al Consejo de la Unión Europea y reafirmar su compromiso para con la protección de los ciudadanos.




La Quadrature du Net.-  La BEUC (La Organización Europea de Asociaciones de Consumidores, que incluye más de 40 grupos nacionales de consumidores independientes de todo el continente) envió una carta abierta llamando al comité de conciliación del Paquete Telecom a mantener la actual enmienda 138. Criticando directamente los patrones de "tres avisos", la BEUC explica que sólo los jueces pueden garantizar que el derecho de las personas a un juicio justo, pero también los derechos a la información, privacidad y libertad de expresión, sean respetados. A ellos se ha unido EuroISPA (la mayor asociación de proveedores del servicio de Internet con 1700 miembros) que declara en una nota de prensa que la U.E. está legitimada para imponer a los Estados Miembros respetar el principio que conlleva la enmienda 138. De otro modo, dice el gremio, "habrá un riesgo considerable de una implementación variable y arbitraria, cuyo resultado dañaría tanto los derechos de los ciudadanos como el mercado."

En los próximos días, el Parlamento y sus negociadores deberán resistir la presión del Consejo de la U.E. y rechazar su peligrosa propuesta. Tienen el suficiente margen de maniobra legal y política para hacerlo. Como La Quadrature explica en un nuevo memorandum enviado a todos los miembros de la delegación parlamentaria, hay argumentos de peso a favor de tal postura.

"El Parlamento es la única institución europea que es elegida democráticamente. Dar un paso atrás sobre una enmienda aprobada dos veces por una mayoría del 88% de sus miembros enviaría una pésima señal a los ciudadanos europeos, como si defenderla sólo fuera importante antes de las elecciones pero no después. La legitimidad del Parlamento está en juego. Durante las negociaciones, el Parlamento será ahora capaz de aprovechar la ventaja del masivo apoyo de la sociedad civil europea." concluye Jérémie Zimmermann, portavoz de La Quadrature du Net.

pdfprintpmail