Quedate en casa



Archivado en Seguridad

SEGURIDAD EN LÍNEA

Dinero seguro: Un paso más contra el fraude


Desde que la Asociación nació, allá por 1998, entre otras cosas ha perseguido que los usuarios de internet se sientan seguros en el uso cotidiano de este medio. Las campañas y artículos por la seguridad en la red han sido continuos y de hecho entre nuestros fines, como puede verse en los estatutos, está la defensa e información de los usuarios. Sin embargo durante todos estos años muchas veces hemos tenido la impresión de estar clamando en el desierto.




Creo que no conozco a nadie que no haya recibido un correo invitándole a acceder a una dirección de internet con la excusa de que se había modificado el protocolo de seguridad de su entidad bancaria en la que había de facilitar sus datos bancarios o que ha sido agraciado con un premio de la lotería o solicitando su colaboración con una donación para fines siempre altruistas.

También con frecuencia nos llegan noticias de personas que han visto repentinamente su cuenta bancaria vaciada, sus tarjetas de crédito asaltadas o con la Policía llamando a su puerta preguntando por una determinada transferencia.

En concreto, al Defensor del Internauta llegan numerosas quejas sobre productos que han sido pagados a través de agencias de transporte de fondos y que nunca se han recibido. También son muchas las consultas sobre el SCAM, esas ofertas de trabajo que invitan a realizar envíos de dinero ajeno a través de estas agencias que en el cien por cien de los casos se trata de redes de blanqueo de capitales; estaríamos colaborando en la comisión de un delito. Además, la gente no sabe que cuando envía el dinero a través de estos sistemas a personas desconocidas, encontrar después al destinatario y reclamarle el dinero, es prácticamente imposible.

Seguimos avanzando
Una de las mayores empresas mundiales dedicadas al transporte de fondos y a las transferencias internacionales ha dado un paso adelante y se ha tomado la molestia de imprimir un breve pero claro folleto con recomendaciones que si bien son evidentes para bastante gente, no es menos cierto que una gran mayoría carece muchas veces de la más elemental formación e información.

Estamos hablando de Western Union. Si bien en su página web es posible encontrar muchas recomendaciones para combatir en lo posible el fraude, hay que reconocer que muchísima gente ni siquiera tiene la opción de acceder a las mismas. Por eso hay que felicitar a esta empresa por la iniciativa que ha tomado de publicar un sencillo folleto (se trata de un sola hoja) que distribuye a través de sus agentes en España, como pueden ser las Oficinas de Correos. Este folleto cita los casos probablemente más habituales de intento de fraude, al margen de la captura de datos bancarios (phishing) o de datos de nuestras tarjetas de crédito; estos son:

- Compras mediante subastas en internet.
- Pagos anticipados para reclamar grandes premios en loterías.
- Pagos anticipados para préstamos difíciles de obtener.
- Oportunidades de inversión.
- Devoluciones de parte de un pago efectuado con tarjeta de crédito o cheque.
- Emergencias personales o catástrofes naturales.

El folleto de esta empresa nos da una serie de claves para saber si esa maravillosa oferta que nos ha llegado a través de la red es real; son cuatro preguntas muy sencillas de contestar:

- ¿Tengo que desconfiar de quién me hace esta oferta?
- ¿Es demasiado bueno para ser cierto?
- ¿Existe una alternativa lógica y coherente para efectuar el pago que nos reclaman?
- ¿Puede esperar el envío de ese dinero?

Estas cuatro preguntas, muy sencillas de contestar, son básicas. Y una respuesta afirmativa a cualquiera de ellas debe hacernos desconfiar al cien por cien de esa increíble oferta que hemos recibido en nuestro correo electrónico. El folleto nos recuerda que no es posible detener o retrasar una transferencia enviada.

Es asombroso, como bien explicaba en un programa de televisión un portavoz de una conocida empresa de seguridad informática, la tranquilidad con que facilitamos datos económicamente sensibles en la red; cosas que ni se nos ocurre hacer normalmente, como facilitar un número de cuenta por teléfono, lo estamos haciendo habitualmente en la red. Y no ya a través de servidores seguros o comunicaciones cifradas: simplemente por correo electrónico.

Y es que, como también señala este folleto, nadie en su sano juicio facilita una fianza para alquilar un apartamento que no ha visto o anticipa el pago de un servicio no recibido; entendido queda que no tomamos estas iniciativas si no hay una protección legal para nosotros tras esa petición.

En la Asociación de Internautas no nos cansaremos de repetir que nuestro banco NUNCA nos pedirá nuestros datos por correo electrónico; que JAMÁS hay que acceder a las direcciones en que se nos pide nuestra colaboración; BAJO NINGÚN CONCEPTO se nos va a comunicar mediante correo electrónico que hemos sido agraciados con un premio de la Lotería y, mucho menos aun, es necesario anticipar una cantidad de dinero para cobrar el premio. ¿Qué clase de sorteo es ese en que para cobrar algo haya que pagar antes? Supuesto claro está que hayamos adquirido el pertinente boleto.

Desde la Asociación de Internautas queremos felicitar a Western Union por esta iniciativa que persigue incrementar la seguridad y fiabilidad en las operaciones económicas por medio de internet. Y deseamos también que sea sólo la primera de otras muchas iniciativas que colaboren en hacer más segura cada día la red.

pdfprintpmail