Quedate en casa



Archivado en Sin Canon

De relaciones institucionales de la SGAE a director general del ministerio de Cultura


La polémica ha saltado de nuevo en la red al conocerse que el nuevo director general de Política e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, designado por recomendación expresa de la ministra Ángeles González Sinde, había trabajado como director de Relaciones Institucionales de la Sociedad General de Autores durante al menos tres años.




EcoDiario.es .- En los últimos tiempos, el ministerio de Sinde ha soportado las acusaciones de ser uno de los apoyos incondicionales de "la SGAE y de sus abusos" como el pago del canon digital. Desde Cultura siempre se ha defendido que se trata de un ente independiente, y que lo único que que se persigue en el trabajo común es que el consumo cultural en España se haga bajo la legalidad.

Sin embargo, en la red ya han comenzado a saltar algunas voces de protesta al conocerse que el pasado viernes, el Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, aprobó el nombramiento de Santos Castro Fernández como director general de Política e Industrias Culturales, un antiguo trabajador de la sociedad presidida por Teddy Bautista.

Un completo currículum en el que destaca la SGAE

"Santos Castro es Licenciado en Filosofía y Letras, en Geografía e Historia y en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid; Licenciado en Derecho por la Universidad de Alcalá de Henares y Licenciado en Filosofía por la Universidad Pontificia de Comillas. Pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado", destaca la página del ministerio de Cultura.

Un poco más abajo, puede leerse, entre su experiencia profesional: "También ha sido director de Relaciones Institucionales de la Sociedad General de Autores y Editores (2001-2004)". Lo que para unos puede tratarse de una experiencia enriquecedora, en algunas conocidas webs los usuarios hablan de "contubernio", "mafia" y critican que un ex trabajador de la SGAE se dedique ahora a diseñar unas políticas culturales del gobierno que temen abusivas y recaudativas.


pdfprintpmail