Un grupo de «hackers» reivindica un nuevo ataque contra Sony

La seguridad en la red en entredicho


Hace sólo unos días que Sony restableció el servicio para los usuarios de Playstation Store después de los ataques sufridos el pasado mes de abril, que dejaron al descubierto la información de más de 100 millones de usuarios en todo el mundo.




Cristina Ruiz - La Razón .- Y la tranquilidad le ha durado poco al gigante japonés, ya que el pasado jueves el grupo de «hackers» LulzSec reivindicaba un ataque contra la multinacional, esta vez a la división Sony Pictures Entertainment. Según los propios «hackers», han accedido a datos como información personal, direcciones de correo electrónico e, incluso, direcciones postales y fechas de nacimiento de un millón de internautas. Además, también aseguran que «están en peligro» todos los detalles de administración de Sony Pictures, incluidas las contraseñas, 75.000 «códigos de música» y 3,5 millones de «cupones de la música». En mayo LulzSec se atribuyó un ataque contra la red de televisiones públicas estadounidense, la PBS. Los piratas informáticos también irrumpieron en la red interna de Fox.com y publicaron datos de participantes en la próxima edición del reality show «X Factor», así como en las redes de la discográfica Sony BMG en Países Bajos y Bélgica.

De nuevo el debate

El último ataque se suma a la denuncia elevada por Google esta misma semana de que su correo Gmail ha sido objeto de un intento de espionaje por parte del Gobierno chino, y cuyas víctimas serían funcionarios del Gobierno estadounidense, soldados y activistas chinos que luchan a favor de los derechos humanos. De modo que el debate sobre la seguridad en internet regresa. Y es que, aunque la mayoría de las compañías que trabajan en la red han invertido una gran cantidad de dinero para preservar los datos de sus clientes, este acceso ilegal se sigue produciendo. El presidente de la Asociación de Intenautas, Víctor Domingo, considera que «las empresas no son conscientes de la valiosa información que custodian». Por ello, recomienda a todos los usuarios que no faciliten ningún dato de carácter personal, y que si tienen que hacer alguna transacción comercial se pongan en contacto con su entidad financiera. «Los ciudadanos han de ser conscientes de que la información que facilitan está a la vista de todo el mundo», añade.

Aunque desde Google aclaran que el sistema de seguridad de Gmail no se ha visto afectado, ha naprovechado para hacer unas recomendaciones para garantizar la seguridad de sus usuarios. Así, en el caso del correo, para evitar que la información personal se filtre, Google sugiere habilitar la verificación del paso 2, que utiliza un teléfono y una segunda contraseña para acceder a la cuenta y sirve para proteger algunas de ellas. Además, se debe utilizar una contraseña segura, que no se use en ningún otro sitio. Nunca se pedirá que se envíe la contraseña por correo electrónico o que se introduzca en un formulario que aparezca en el cuerpo de un mensaje de correo electrónico. Es importante comprobar que en la configuración de Gmail no aparezcan direcciones de reenvío sospechosas o cuentas delegadas.

Los fallos más graves

PlayStation (2011). Robo de información personal a 77 millones de usuarios. Epsilon (2011). Robo de 250 millones de correos electrónicos. Gawker media (2010). Robo de 1,4 millones de contraseñas de clientes. TK Maxx.(2007). Robo de 45 millones de datos de tarjetas bancarias. Hotmail (2009). Robo de 10.000 claves de acceso. Facebook (2010). Un «hacker» ruso puso a la venta 1,5 millones de claves de acceso a la red social. Rockyou.com (2009).Robo de 32 millones de contraseñas.


pdfprintpmail