Archivado en Sin Canon

Víctor Domingo acusa a Cultura de no haber fiscalizado las cuentas de la SGAE


El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, acusó hoy al Ministerio de Cultura de no haber fiscalizado correctamente las cuentas de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), cuya sede está siendo registrada por presuntos delitos de desviación de fondos y apropiación indebida.




EFE.- "Lo que ha ocurrido hoy es un toque de atención para el Ministerio de Cultura y la ministra González Sinde, que son los que deben fiscalizar todas las cuentas de las sociedades de gestión de derechos de autor. Esas cuentas, y ya lo dijo en su momento el Consejo de la Competencia, no son transparentes ni claras", señaló Domingo en declaraciones a Efe.

"Siempre hemos dicho que González Sinde no podía ser nuestra ministra, porque no era la ministra de todos, sino de las sociedades de gestión de derechos de autor. No podemos permitir que esas sociedades manden sobre los ministros o impongan leyes que son incompatibles con el interés general y que van en contra de toda sensibilidad democrática", añadió Domingo.

En noviembre de 2007, la Asociación de Internautas, la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), la Asociación Española de Pequeñas y Medianas Empresas de Informática y Nuevas Tecnologías (APEMIT) y de la Asociación Española de Hosteleros Víctimas del Canon (VACHE) presentaron una denuncia contra la SGAE.

Basándose en diversas informaciones periodísticas, se advertía de que el reparto de "las múltiples y variadas clases de recaudaciones de la SGAE -incluido el canon digital- se realiza en gran parte de forma ilegal entre sus filiales y no entre sus socios".

En concreto, se denunciaba la "relación directa" de directivos de la SGAE, con un entramado societario de distintas compañías, entre ellas Microgénesis, dedicadas a negocios de naturaleza lucrativa, en contra de lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual.

Añadía que desde la SGAE "no sólo se hace un reparto ilegal de beneficios sino que además, se realiza una recaudación fraudulenta, extralimitándose en las competencias que legalmente se le han atribuido".

"No nos alegra que haya gente que lo esté pasando mal, pero si es cierto que nosotros lo hemos pasado fatal desde 2003, porque hemos sido objeto de una campaña de difamaciones que ha llegado hasta lo personal: nos han llamado ladrones, piratas, perroflautas...", recordó Domingo.

"Nuestros políticos han sido engañados, o se han dejado engañar, para legitimar un canon digital injusto y que, a pesar de que ha habido sentencias en contra tanto de la Audiencia Nacional como del Tribunal de Justicia Europeo, todavía seguimos pagando, y no se está haciendo nada para devolver el dinero que se ha pagado indebidamente", apuntó el presidente de AI.

Domingo aseveró que los grandes perjudicados han sido "los propios autores", cuyos derechos "no se han defendido en ningún momento de forma honesta". "Todo el dinero que se estaba recaudando no ha llegado a quien debía llegar, los autores", apostilló.

"Ahora tienen que pasar dos cosas: la ministra debe tomar buena nota de todo este asunto, porque el Ministerio tiene mucha responsabilidad en todo lo que ha ocurrido; y los autores deben tomar la gestión de sus derechos por la mano, sin dejárselo a terceros. Es incomprensible que en una sociedad como la SGAE, que tiene 100.000 socios, solo 7.000 tengan derecho a voto", remató.

pdfprintpmail