Cientos de autores no refrendan la nueva junta de la SGAE


«No vamos a aceptar la junta directiva ni la comisión rectora que no esté formada también por miembros de la otra candidatura, DOM, y con los independientes». Así de tajante se mostraba ayer el actor y director Achero Mañas, uno de los firmantes del manifiesto, rubricado ya por más de 240 actores y directores, que piden la refundación de la SGAE tras desvelarse las irregularidades económicas de la institución. La razón, que considera dicha junta, elegida el 30 de junio, «deslegitimada» por el auto de juez Ruz, que desvela, gracias a las escuchas realizadas en el último año, la existencia de conversaciones entre José Neri, miembro de la comisión electoral y Eduardo Bautista, para dificultar la presentación de la otra candidatura opositora, DOM, encabezada por José Miguel Fernández-Sastrón.




SUSANA GAVIÑA - abc.es - «No podemos permitir una junta directiva con sospechas, por lo que tampoco puede crear una comisión rectora. En estos momentos no existe un órgano legal», asevera Mañas.

Reconoce que durante el fin de semana los firmantes del manifiesto han buscado el consenso con la nueva junta directiva. «Hemos tenido conversaciones y les hemos pedido la creación de una comisión unitaria que incluya también a miembros de la otra candidatura, DOM, y a los independientes», algo que no han conseguido. «Nos han dicho que entienden el espíritu del llamamiento —afirma otro de los firmantes, Fermín Cabal— pero que la junta solo la van formar ellos», miembros de la Candidatura Profesional de Autores y Compositores (CPAC), encabezada por Caco Senante, y que defiende el modelo de gestión de Teddy Bautista.

La imposibilidad de diálogo y el fracaso a la hora de lograr crear la comisión unitaria que gestione la SGAE ha llevado a esta nueva veta de indignados, cuyo motor visible son Mañas y Cabal, a convocar una asamblea el próximo 20 de julio, a las 11 de la mañana, en el Círculo de Bellas Artes.

«Queremos que los autores llamen a otros autores para hablar de la situación», explica Mañas. El objetivo de dicho acto es el de exigir a la SGAE que convoque a todos los socios a una Asamblea General Extraordinaria «para abordar el futuro». «Que cosas como éstas sucedean en la política es vergonzoso, pero que suceda en la casa de uno...», lamentó ayer el actor y director.
Al borde de la quiebra

Para Cabal, la forma de actuar de la nueva junta directiva, que si nadie lo remedia será constituida hoy y que a continuación nombrará la comision rectora que gestionará la entidad durante esta crisis, es absolútamente «irregular. Han dado un golpe a los estatutos». Es consciente de que es urgente tomar medidas y buscar unidad ante una situación en la que existe una grave fragmentación, «entre los editores, los representantes de Teddy Bautista y aquellos que por primera vez se habían sumado a las elecciones». Y también de que es muy probable que en la pugna ganen «los de Teddy». «Es como los últimos días de Hitler, que cayó pero no lo hizo solo».

Cabal también asume la responsabilidad de los autores en la situación que atraviesa la entidad. «Hemos sido unos cobardes, no nos hemos atrevido a parar esto y ahora todavía muchos no se atreven. La SGAE está en la ruina. El auto del juez ha dicho que la auditora que se había hecho no tiene valor porque está llena de falsedades». Y echa la culpa a la gestion de Teddy, «que ha conducido a la entidad a una situación patéticamente alarmante por la compra de teatros pagando precios desorbitados, por lo que debemos muchos millones de euros. La SGAE está a punto de quebrar por el dinero que se han llevado estos sinvergüenzas y lo que debemos, una cifra que no se conocerá hasta que no se haga una auditora a Arteria. Esto no ha hecho más que empezar», advierte.

pdfprintpmail