Archivado en Sin Canon

CASTILLA LA MANCHA

Los pueblos boicotean a la SGAE


Discutir a la Sociedad General de Autores (SGAE) el cobro de cualquier canon. Con ese objetivo la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (Femp-CLM) ultima unas recomendaciones para remitir a todas las localidades de la Región para tratar de poner todo tipo de trabas a la sociedad de autores el cobro de los derechos de autor, especialmente de aquellos que no está claro que puedan cobrar.





ELÍAS JIMÉNEZ / LA VERDAD | ALBACETE. .- Y es que los procedimientos utilizados por la recientemente intervenida sociedad de autores por presuntos desviación de fondos a cuentas de otros países, por supuestos delitos societarios y por apropiación y administración fraudulenta de parte de su cúpula tienen hartos a los ayuntamientos castellano-manchegos. Son muchos los que denuncian que en ocasiones por vecinos de la localidad para pedir que le manden el programa de fiestas y en base a él le pasan una factura con las actividades previstas. «Ni siquiera se molestan en conocer si las actividades se han celebrado o si son gratuitas y el Ayuntamiento no se lucra con ellas», manifiesta visiblemente molesta la alcaldesa de Villapalacios, Isabel Serrano, que mantiene un enconado conflicto con la sociedad de autores.
Otro de los procedimientos utilizados por la SGAE es negociar con el ayuntamiento el pago de una cantidad anual en concepto de derechos de autor y muchos ceden porque no conocen en profundidad la normativa y porque no quieren tener conflictos constantemente con la sociedad.

Y es que son los ayuntamientos más pequeños los que más problemas se encuentran a la hora de hacer frente a la SGAE porque en la mayoría de ocasiones no cuentan con un técnico que entienda de derechos de autor sino que es el propio alcalde, o en su defecto el concejal de Cultura, el que contrata directamente los actos para las fiestas de su pueblo.
Es por ello que las recomendaciones que prepara la Femp para discutir todos los pagos que los municipios realizan a la SGAE bajo las premisas de que no es la única sociedad de autores, de que no gestionan los derechos de autor de todos los artistas y de que no todas las obras son susceptibles de pagar derechos de autor. «Es la SGAE quien tenga que demostrar que es la titular de esos derechos que quiere cobrar y no al revés», explica el coordinador general de programas de la Femp de Castilla-La Mancha, Francisco Ortiz.

Mucho interés municipal

El interés de los ayuntamientos por esta cuestión es muy elevado. De hecho, el año pasado la Femp celebró una jornada sobre la SGAE y reunió a los representantes de más de 200 municipios de Castilla-La Mancha (tiene 919).

«La conflictividad de los ayuntamientos con la SGAE es muy grande», reconoce el responsable de la Femp que recuerda que muchas de estas verbenas que organizan los pequeños ayuntamientos para el disfrute de sus vecinos durante las fiestas patronales son gratuitos. Es por ello que no entiende en base a qué cobra la SGAE el derecho de autor si no es posible medir por ejemplo la afluencia de público o si el Ayuntamiento no se ha lucrado con esa pequeña verbena. «Además ya se paga a la orquesta por actuar», sostiene. Las fórmulas de la SGAE para cobrar tampoco gustan a los ayuntamientos porque lo hacen en función del público asistente utilizando para ello una fórmula, similar a la utilizada por la policía en las manifestaciones, que determina el número de personas que caben por metro cuadrado. «Pero y si la actuación programada se suspende», asegura Ortiz.

La Diputación de Albacete ya aprobó el pasado mes de noviembre una moción en la que instaba a la sociedad de autores que no persiguiera a los ayuntamientos, especialmente a los más pequeños, para que no les cobrara por la celebración de las fiestas porque al final se convierte en una parte importante de la factura en las ya de por sí maltrechas arcas municipales.

Ejemplos de cobros en la provincia no faltan. Se estima que el Viña-Rock abonó durante el 2008 más de 300.000 euros a la SGAE, mientras que el Ayuntamiento de Albacete aprobó hace unos meses una factura de 34.000 euros para hacer frente a los pagos de algunos conciertos de Feria o de Verano Cultural de los ejercicios 2007, 2008 y 2009, y Almansa paga 42.000 cada año por las fiestas de Moros y Cristianos. La Fiesta de la Chicharra de Motilleja paga 1.000 euros o la Asociación de Comparsas Nuestra Señora de Gracia de Caudete otros 6.000 para poder desfilar.

Porque casi todo es susceptible de pagar derechos de autor, desde un gran concierto hasta un pequeño festival benéfico e incluso representaciones teatrales escolares, los carnavales, las fiestas navideñas o la Semana Santa.

Quién sí lo tiene claro y ya discute cada pago a la SGAE es el Cultural Albacete. «Pero nosotros tenemos gente que se encarga específicamente de esto», reconoce Sonia de la Banda, gerente de Cultural Albacete, que cuenta con un presupuesto anual de 40.000 euros para pagar a la SGAE los derechos de autor.

Bonete adeuda 40.000 euros

Además, del caso de Villapalacios hay otros ayuntamientos que tampoco pagan a la SGAE. Así, en las cuentas presentadas esta misma semana por el alcalde de Bonete, Alejandro Morcillo, recoge una partida superior a los 40.000 euros para el pago a la SGAE que está impagada.

El organismo, que depende de la Diputación, controla al milímetro todos los cánones que paga a la sociedad. De hecho, siempre pide un informe antes de programar cualquier evento para verificar si la obra está sujeta a derechos de autor o no y para ver de quién son esos derechos «porque tenemos personal especializado que se encarga de ello». En todos los contratos que se firma se deja meridianamente claro quien paga los derechos de autor, si es el grupo o la orquesta contratada o es el Cultural.

El organismo no tiene conflictos judiciales abiertos con la sociedad de autores «pero hablamos mucho», reconoce la gerente de Cultural que lleva poco más de un mes en el cargo, aunque ha sido durante cuatro años concejal de Cultura en el Ayuntamiento de La Roda.

El objetivo que se plantea la Femp no es no pagar la propiedad intelectual sino que exista un sistema claro y transparente de cómo hacerlo.

pdfprintpmail