Archivado en Seguridad

Jornadas organizadas por la Universidad de Granada

Expertos alertan del incremento de delitos tradicionales a través de la red


Expertos en ciberdelincuencia de la Guardia Civil y la Fiscalía han recalcado, en unas jornadas organizadas por la Universidad de Granada, que las nuevas tecnologías han posibilitado el incremento de los delitos tradicionales cometidos a través de la red.




EFE.- Durante una mesa redonda, organizada por el departamento de Teoría de la Señal, Telemática y Comunicación de la Facultad de Informática de la Universidad de Granada, estos expertos han advertido de la proliferación de “microfraudes” por internet.

El comandante del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil de Granada, Oscar de la Cruz Yagüe, ha subrayado el incremento del mercado negro relacionado con la venta de productos por internet.

“Este mercado incluye venta de herramientas, servicios o el uso de troyanos, denegaciones de servicios y otras actuaciones ilícitas que mueven mucho dinero”, ha recalcado.

Este agente ha detallado que, cualquier persona con unos conocimientos básicos de informática, puede comprar un paquete para poder espiar a su vecino.

A su entender, las nuevas tecnologías han creado un negocio que sirve para casi todo y que es ya la herramienta para cometer microfraudes que, en la mayoría de los casos, no se denuncian.

“Es complicado dar cifras pero existen publicaciones que aseguran que el mercado negro de la ciberdelincuencia mueve ya el mismo dinero que el narcotráfico”, ha detallado De la Cruz Yagüe.

El fiscal de Criminalidad Informática de Granada, Francisco José Hernández Guerrero, ha apuntado que a los delitos económicos y las estafas de tipo tradicional, pero que ahora se consuman por internet, se han sumado nuevos delitos contra las personas.

“La red sirve para el acoso en menores, acoso en casos de violencia de género y hasta delitos entre personas desconocidas”, ha detallado.

Este fiscal ha alertado de la necesidad de que cada uno vele por su intimidad y del riesgo que afrontan los padres cuando regalan teléfonos de última generación a menores.

“Resulta difícil distinguir entre los delitos informáticos y los tradicionales por medios informáticos. Muchos cuentan estadísticamente como delitos ordinarios, aunque han usado medios informáticos”, ha puntualizado Guerrero.

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo Prieto, ha apuntado que el usuario es aún bastante laxo en cuestiones de seguridad y privacidad en el uso de las nuevas tecnologías.

Prieto ha apuntado como los problemas básicos de la ciberdelincuencia los relacionados con suplantación de identidades, entidades financieras, el fishing y ofertas de empleo falsas.

Para evitar delitos de acoso o suplantación con menores, recomienda que los padres normalicen y regulen el uso de las redes sociales, aunque siempre buscando puntos de encuentro.

pdfprintpmail