Administración y empresas de comercio electrónico de espaldas a los internautas


El pasado día 28, con el auspicio del Ministerio de Ciencia y Tecnología, fue presentado en la sede de éste un autodenominado Código ético de comercio electrónico y de publicidad interactiva, elaborado a espaldas de los internautas, con la pretensión de convertirlo en un estándar de una supuesta "autorregulación" en La Red para el comercio electrónico y la publicidad en Internet. La Asociación de internautas la rechaza de plano.




La Asociación de Internautas, ademas de rechazarla, asegura que no ofrece confianza ni fiabilidad alguna a los consumidores y usuarios, porque las asociaciones empresariales y sectoriales redactoras y adheridas al mismo quieren con ese autodenominado "Código ético" imponer a los usuarios y consumidores sus condiciones al haberlo realizado sin la participación de usuarios ni consumidores, en contra del espíritu de autorregulación de Internet, en contra de la Directiva sobre comercio electrónico y en contra de la Ley de servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio electrónico.

En este sentido, la Asociación de Internautas considera que la Asociación Española de Comercio Electrónico (Aece), la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol), la Interactive Advertising Bureau Spain (Iab Spain), la Asociación Española de Anunciantes (Aea), la Asociación Española de Agencias de Publicidad (Aeap), la Asociación de Medios Publicitarios (Ampe), la Asociación de Centrales de Medios (Acm), la Federación española de Comercio Electrónico y Marketing Directo (Fecemd), la Asociación de Agencias de Marketing Directo e Interactivo (Agemdi), la Federación Nacional de Empresas de Publicidad (Fnep) y la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec), siguen sin comprender la realidad de La Red por su permanente actitud de actuar de espaldas a los internautas, tratando de imponer sus reglas a los usuarios y consumidores en La Red, imposición que la Asociación de Internautas rechaza de plano, lamentando que las asociaciones empresariales de comercio electrónico españolas sigan empeñadas en ignorar a los usuarios y consumidores actuando a sus espaldas, incumpliendo, además, las normas emanadas del Parlamento.

La Asociación de Internautas lamenta, asimismo, el respaldo del Ministerio de Ciencia y Tecnología y de la Dirección General de Consumo (del Ministerio de Sanidad y Consumo) a estas iniciativas mercantilistas contrarias al espíritu de autorregulación de Internet y a la letra de la Ley de servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio electrónico, al denotar no sólo que desconocen la realidad de La Red y la forma de generar confianza en los consumidores y usuarios, sino también las normas emanadas del Parlamento.

Así, el apartado 2 del artículo 18 de la LSSICE establece claramente que "En la elaboración de los Códigos de conducta habrá de garantizarse la participación de las asociaciones de consumidores y usuarios y la de las organizaciones representativas de personas con discapacidades físicas o psíquicas, cuando afecten a sus respectivos intereses".

Finalmente, la Asociación de Internautas considera, sin entrar en el análisis concreto de las disposiciones del Código examinado, algunas de ellas muy cuestionables, que estas iniciativas realizadas a espaldas de la realidad y de las normas son gravemente perjudiciales para el desarrollo de la Sociedad de la Información y del comercio electrónico puesto que confunden autorregulación con imposiciones arbitrarias realizadas sin siquiera el concurso de usuarios y consumidores.

Asociación de Internautas

pdfprintpmail