Wert quiere criminalizar como pirata al comprador de música o cine que realice una copia privada a un amigo


El Anteproyecto de Ley de Propiedad Intelectual `sancionará por pirata´ a un usuario que, tras comprar un archivo de música, cine o un `e-book´, se lo copie a otra persona. La Comisión Sinde actuará contra las páginas de enlaces por `bloques de contenido´ y no archivo a archivo. El Gobierno también pretende multar a los anunciantes que tengan publicidad en las páginas de enlaces de descargas ilegales.




David González | aviondepapel.tv lainformación .- El usuario que compre y luego se descargue legalmente un archivo de música digital, un e-book, un videojuego o una película de cine no podrá compartirlo con nadie, mediante una copia privada, si se aprueba la nueva ley antipiratería en la que trabaja el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de José Ignacio Wert, en los próximos meses.
El Anteproyecto de la nueva ley de Propiedad Intelectual, que, presumiblemente, llegará al Consejo de Ministros este viernes, considera la copia privada entre dos o más particulares como una actividad pirata.

Así, el ministerio de Wert trabaja con un borrador que reformula ese concepto de copia privada: la limita a uso exclusivo y personal y la criminaliza cuando se da entre dos o más usuarios, pese a que se trate de un archivo digital comprado legalmente o carezca dicha copia de ánimo de lucro.


De esta manera, será delito que un usuario que pagó en una tienda online por una canción, un libro electrónico o una película de cine se lo copie a un amigo o familiar en un cedé, USB o cualquier otro dispositivo.

Ese intercambio privado de archivos convertirá directamente en pirata al usuario, según el texto del anteproyecto que tiene sobre la mesa Cultura. Hasta ahora, la Ley de Propiedad Intelectual amparaba la copia privada sin lucro entre usuarios.

Fuentes de la industria digital aseguran que este nuevo concepto de copia digital, no se trata de una medida solo para atajar la piratería, sino más bien para que “el Gobierno pague menos dinero” en concepto de canon digital a las gestoras de derechos en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado.

"Habría que ver cómo el Gobierno sancionará a dos chavales que compartan en el colegio música por bluethooth en sus móviles o a través de un pendrive", ironizan las mismas fuentes. 


Otra de las novedades de este anteproyecto será que la denominada Comisión Sinde podrá actuar de manera conjunta contra un paquete de contenidos o una página web de enlaces, si estima pruebas que difunden archivos culturales ilegales.


“Queremos reforzar a la Comisión. Ampliaremos la posibilidad de que se puedan perseguir repertorios completos o la obra global de un autor, para tener unos mecanismos más amplios”, develó a un grupo de periodistas el subsecretario de Educación, Cultura y Deporte, Fernando Benzo.

“Así, la Comisión no solo actuará sobre el sujeto individual que sube un contenido ilegal a la red, sino también aquellas páginas de enlaces”, añadió Benzo tras la clausura de la jornada Cultura en Red, organizada por Planeta, Bertelsmann y NBC Universal, en Madrid.

El Gobierno quiere así agilizar y dotar a este organismo de más eficacia contra la piratería para que España no entre en abril en la lista negra de la piratería -lista 301- de la IIPA de Estados Unidos.  


Hasta ahora, la Comisión Sinde tramitaba las demandas por unidad de contenido: un libro, un disco o una canción. En un año, ha retirado apenas 20 películas, 17 discos y 14 libros.  La nueva legislación le permitirá actuar por “bloques de contenido”: todo un catálogo, varios archivos ilegales, etc.

Asimismo, el anteproyecto también contempla penalizar no solo a las páginas webs que distribuyen enlaces para la posterior descarga de archivos no autorizados. Esta nueva ley Wert, en fase de anteproyecto, sancionaría a los anunciantes que tienen publicidad en dichas plataformas de enlaces.

Otro aspecto de esta nueva legislación, que este jueves pasa a la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, paso previo al Consejo de Ministros, es atajar escándalos como el de la SGAE.


Con el nuevo texto legal, las entidades gestoras de derechos de autor, como por ejemplo la mencionada SGAE, tendrán que rendir cuentas al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para ser más transparentes con los ingresos recaudados.



pdfprintpmail