EXTREMADURA, FUERA DEL MAPA DE ADSL


Casi tan importante ya como las infraestructuras viarias, el desarrollo de los soportes tecnológicos se hace imprescindible en una sociedad que, como la extremeña, aspira a situarse en cotas equiparables a otras comunidades autónomas en lo que a comunicaciones se refiere. Frente a esta premisa, la realidad es bien distinta. Los criterios de rentabilidad que mueven a las principales operadores de telecomunicaciones en un mercado cada vez más competitivo provocan que las zonas periféricas y rurales dejen de ser atendidas por su bajo rendimiento comercial. Prácticamente todo el norte extremeño asiste quejoso al olvido de las grandes del sector, empezando por la privatizada Telefónica y siguiendo por otras firmas como Jazztel, Comunitel o Retevisión.





Este escenario, sobre el que pocas perspectivas de cambio existen si nos atenemos sólo a las cuentas de resultados, no es el más adecuado para hacer que Extremadura se suba al carro de las telecomunicaciones, un instrumento imprescindible precisamente para dejar de ser periferia. Y es que el sector privado tiene en Telefónica un operador de referencia que goza todavía de determinadas ventajas frente a sus competidores y que parece haber olvidado que hasta ayer su bandera residía en el servicio público a todos por igual.

Editorial de El Periódico de Extremadura

LOS OPERADORES DE BANDA ANCHA MARGINAN A LA REGIÓN

J. DAMIAN MORCILLO CACERES. Un 40% de extremeños siguen en la cola tecnológica de España, marginados por los operadores que no garantizan que puedan disponer en sus hogares de un servicio de banda ancha, ni por cable ni por ADSL. Un problema que ha llevado a varias comarcas del norte extremeño a hacer un frente común para exigir un servicio que ninguna de las empresas en el mercado les oferta.

En Extremadura hay instaladas en la actualidad más de 6.000 líneas de ADSL, concentradas principalmente en las principales ciudades de la región. Las fuertes inversiones que son necesarias para ofertar este tipo de prestación ha llevado a las operadoras a abandonar comercialmente las zonas periféricas y las zonas rurales. Ante esta situación, la Asociación de Internautas ya advirtió al Gobierno que es necesario suplir estas carencias por la discriminación que afecta a un importante número de españoles.

A esta situación contribuyen todos los operadores. En la actualidad Telefónica sólo garantiza una cobertura en banda ancha de un 63% del territorio extremeño, la misma demarcación sobre las que empresas como Jazztel, Comunitel o Retevisión, entre otras, pueden garantizar cobertura de banda ancha mediante la contratación del servicio de acceso indirecto con Telefónica.

FRENO EN LAS INVERSIONES

De momento la compañía dirigida por César Alierta no tiene programadas nuevas inversiones en la comunidad. Fuentes de Telefónica han confirmado que sus proyectos de futuro atenderán a criterios de rentabilidad y demanda. Aún así, la compañía no ha cumplido su política de inversiones. El pasado año, Telefónica anunció un montante de 150 millones de euros para acometer en cuatro años el despliegue de la ADSL en Extremadura.

El objetivo pasaba por la ampliación de los kilómetros de banda ancha para garantizar ese mismo año una cobertura del 73% y de casi el 95% en el año 2004. De momento el proyecto lleva un importante retraso, a pesar de que el Gobierno liberó a Telefónica de dar servicio de fibra óptica en las comunidades donde no operara ninguna otra empresa a cambio de que garantizara la cobertura en ADSL.

El acuerdo entre la Junta de Extremadura y Retevisión para el desarrollo de la intranet extremeña ha enfriado las relaciones con Telefónica, que sí ha llegado a acuerdos en otras comunidades para garantizar una plena cobertura de servicios ADSL. En ese sentido, la red de comunicaciones de la Junta --ejecutada casi al 100%-- podría convertirse en una solución para las zonas de sombra en banda ancha que tiene la comunidad. Este proyecto llega a casi 1.500 edificios públicos de toda la región.

Sin embargo desde Retevisión se ha advertido que la intranet es una infraestructura con una dimensión específica para un usuario, en este caso la Administración autonómica, y que no está creada para garantizar una cobertura al conjunto de la comunidad. Esta apuesta tecnológica obligaría a una nueva colaboración entre Junta y Retevisión, según ha informado la compañía de telecomunicaciones.

Retevisión sí ha llegado a acuerdos puntuales con algunas mancomunidades de municipios para garantizar cobertura en banda ancha fuera del mapa de ADSL de Telefónica, caso de la Mancomunidad de Trasierra-Tierras de Granadilla. En este caso, el proyecto --aún por concretar-- podría ser a través de antenas, lo que se denomina cable sin cable .

El tema del día en El Periódico de Extremadura


pdfprintpmail