Telefónica presenta en el Ministerio proyecto cambio líneas TRAC


Telefónica de España presenta hoy en ell Ministerio de Ciencia y Tecnología su propuesta del proyecto de sustitución de las líneas telefónicas rurales con tecnología TRAC antes del 2005 por otras que permitan conectarse a Internet, confirmaron a EFE fuentes de la operadora.





En España hay cerca de 255.000 líneas telefónicas de este tipo, que se encuentran principalmente en zonas aisladas o de difícil acceso, y, dado que Internet se considera ya un servicio universal, Telefónica de España -en su papel de operadora dominante- tiene la obligación de sustituirlas por otras con capacidad suficiente para navegar por la red.

Para su sustitución, la operadora ha diseñado un plan que tiene que ser aprobado por el Gobierno en el plazo máximo de un mes a partir de mañana, así como un concurso para adjudicar el proyecto a otra compañía. Según fuentes del Ministerio es más que probable que la propuesta de Telefónica de España sea aprobada, puesto que la elaboración fue tutelada por este departamento.

Antes del 30 de junio del año que viene el adjudicatario resultante deberá haber sustituido el 30 por ciento de las líneas por otras que permitan acceso funcional a Internet y servicios de voz similares a los que disfrutan los usuarios de líneas convencionales.

A finales del año que viene este porcentaje tendrá que haber alcanzado el 70 por ciento, para que al concluir el 2004 ya no quede ninguna línea TRAC en España. Respecto al coste de la operación, se calcula que es de unos 400 millones de euros, de los que la Unión Europea, a través de los fondos FEDER, aportará 144 millones.

Al concurso se han presentado cuatro operadores de telecomunicaciones vía radio (con licencia de LMDS); puesto que esta tecnología es más barata que otras alternativas y es escalable en función de la capacidad de ancho de banda que se requiera.

Estas operadoras son Neo Sky (fruto de la fusión de las operadoras Neo, con una licencia de 3,5 megahercios y Sky Point, con otra de 26); Basa (del grupo Aló), Iberbanda (de 3,5) y Broadnet (de 26).

En el pliego de condiciones del concurso, que se convocó a finales del pasado mes de julio, Telefónica de España aseguraba que además de la oferta económica se valorará el hecho de que el adjudicatario se comprometa a desmontar y retirar los equipos asociados a esta tecnología, tanto los terminales como las antenas.

Las ofertas también tienen que incluir el compromiso por parte del adjudicatario de encargarse del mantenimiento de la red durante al menos diez años.

Reproducido de EFE- Cibernoticias .


pdfprintpmail