Archivado en operadoras, Gobierno y Leyes

El móvil es caro pese a las estadísticas


Llamar por el móvil en España es carísimo. Al menos más caro que en 22 de los 27 miembros de la Unión Europea, según ha señalado la Comisión Europea esta semana.




Ramón Muñoz - El País.- Llamar por el móvil en España es carísimo. Al menos más caro que en 22 de los 27 miembros de la Unión Europea, según ha señalado la Comisión Europea esta semana. Una afirmación que rebaten hasta desgañitarse las compañías que operan en el país porque dicen que esa carestía solo está en las estadísticas chapuceras de Bruselas, y en su metodología equivocada. Así que la cuestión a resolver ahora es precisamente esta: ¿es caro el móvil o son falsas las estadísticas comunitarias?

Ambos asertos son verdades, pero verdades a medias. Y es que si bien los datos que maneja la Comisión van siempre con años de retraso y no recogen verazmente la realidad del mercado (no tienen en cuenta los paquetes ni las promociones), pero lo cierto es que planes de tarifas de las nuevas compañías low cost como la francesa Free o la británica GiffGaff son mucho más baratas que las de compañías españolas.


Los precios de la telefonía móvil en España

El debate se ha reproducido al hacer público esta semana la Comisión Europea un informe (en realidad, una página) en el que se concluye que llamar en España (y en Malta) desde un móvil es solo más barato que hacerlo en Holanda, Luxemburgo y Bélgica. Cuesta 13 céntimos por minuto, cuatro más que la media de la UE.

Antes que nada, como bien apuntan los operadores, habría que emplear el tiempo en pretérito porque esas estadísticas se refieren a 2011, y desde entonces han pasado muchas cosas en la telefonía móvil. La más relevante es que los precios de las llamadas nacionales de móviles han bajado oficialmente un 20%, según las cifras de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. En efecto, según el último informe trimestral del regulador, el precio medio por minuto a cierre de marzo de este año es de 9,80 céntimos, frente a los 12,28 céntimos de finales de 2011. El dato refleja más fidedignamente la situación del mercado ya que, a diferencia de las cifras de Bruselas, recoge tarifas planas.

Otro indicador que maneja la CMT, el llamado índice de precios, compuesto por una cesta con distintos servicios de telefonía móvil, también arroja un descenso de 13,8 puntos porcentuales desde finales de 2011 a marzo de este año.

Precisamente, una de las críticas que se le hacen a Bruselas es que no tiene en consideración la importante reducción de precios que se ha producido por la comercialización de los servicios empaquetados (fijo, móvil e Internet) como Fusión (Telefónica), Red (Vodafone), tarifas animales (Orange) o los que comercializan Jazztel, Ono y los cableros (R, Euskaltel y Telecable). Las compañías estiman que gracias a estos servicios convergentes las llamadas por móvil se han abaratado hasta un 40%. Además, el peso de los usuarios del móvil que contratan estos paquetes se ha acelerado. Los de fija, móvil e Internet casi alcanzan los tres millones, y representan aproximadamente la mitad de las líneas que se contratan actualmente.

Mayor discrepancia aún plantean las llamadas internacionales, en las que España también aparece como el cuarto país más caro en la clasificación de la Comisión. Para ello ha elegido una tarifa de Movistar (65 céntimos por minuto) de 2011, que resulta casi el triple que el precio medio de las llamadas internacionales que ofrecía la CMT para el último trimestre de 2011 (21,47 céntimos). Desde entonces, han bajado un 12%.

Pero que los cálculos de la UE no sean exactos no quiere decir que las tarifas de móvil españolas sean asequibles. Los nuevos operadores que nada tiene que ver con los exmonopolios están arrasando en Europa, ofreciendo un servicio a un precio que está a años luz de las compañías españolas.

En Francia, Free se ha hecho en el año y medio que lleva operando con más de 6 millones de abonados y el 10% del mercado francés, desplazando a en detrimento de sus tres rivales, Orange, SFR y Bouygues Télécom. La causa está en sus tarifas agresivas. Por 19,99 euros al mes (más IVA) ofrece llamadas ilimitadas de móvil a Francia y Estados Unidos, a fijos de Europa, SMS gratis, y 3 gigas de datos. Además, acaba de sacar una tarifa de llamadas a España a 0,23 céntimos por minuto.

En el Reino Unido, GiffGaff está también arrasando con sus precios competitivos. Por 15 libras al mes, da 400 minutos de llamadas, Internet ilimitados y SMS ilimitados además de llamadas gratis también sin límite (de una hora de duración a lo sumo) entre números GiffGaff. Frente a esos precios hasta las mejores tarifas planas de las compañías españolas palidecen.

pdfprintpmail