Estate informado al momento. Siguenos en Telegram


Archivado en Mundo Internauta

Las consecuencias del cierre de Silk Road

Cierre de Silk Road: el FBI contra el mercado negro de la deep web


Además de la detención de Ulbrich, el cierre de Silk Road se ha dejado notar en la cotización de Bitcoin. Como nos podemos imaginar, el cierre de este lugar de mercadeo basado en Bitcoin ha tenido un impacto directo en el valor de esta moneda electrónica y éste ha caído desde los 145 dólares hasta los 113 dólares (aunque, eso sí, el valor se ha recuperado un poco y está en los 126 dólares ya).





Alt1040 Por .- El FBI ha cerrado Silk Road, una web en la que se compraban y vendían, de manera anónima, todo tipo de bienes y servicios. El sitio web se había convertido en el sitio de referencia para el "mercado negro" y se compraban y vendían drogas e, incluso, armas.



Para muchos usuarios, Internet es la puerta de acceso a servicios como YouTube, el buscador de Google, Twitter o Facebook. Sin embargo, Internet es mucho más profundo y complejo; un ecosistema en el que encontramos botnets, circulan monedas como Bitcoin y donde también existen "bajos fondos" en esa deep web de la que no nos hablan los motores de búsqueda. Sitios ocultos en los que, incluso, se pueden comprar y vender drogas. Hoy el FBI ha cerrado uno de los sitios de la deep web especializados en el mercadeo anónimo de todo tipo de productos, incluyendo las drogas; un sitio web llamado Silk Road en el que se llegaban a mover alrededor de 1.200 millones de dólares al mes en forma de Bitcoins.


¿Silk Road? Pues sí, así se llamaba este servicio que el FBI ha dejado hoy fuera de línea. Este servicio nació en febrero del año 2011 con el objetivo de ofrecer un servicio de compra-venta de servicios y productos de manera anónima y sin posibilidad de ser monitorizados por un tercero. Para conseguir este anonimato, Silk Road operaba como un servicio sobre la red Tor y, desde el principio, se convirtió en referencia del mercado negro en Internet; un lugar en el que se compraban y vendían drogas, armas y, también, se han ofrecido números de tarjeta de crédito robados.


Con una actividad así, estaba bastante claro que algún gobierno se lanzaría a la caza y captura de este sitio web y, por supuesto, de su fundador. Ross William Ulbrich, también conocido como "Dread Pirate Roberts", había estado operando el servicio durante este tiempo y, según el FBI y la fiscalía, lucrándose por las comisiones aplicadas a las operaciones. En la operación efectuada hoy por el FBI, en la que se ha detenido a Ulbrich en San Francisco, los agentes federales habrían requisado también 26.000 Bitcoins (que al cambio serían algo más de 3,5 millones de dólares y supone una de las mayores incautaciones de Bitcoins conocidas).



Si echamos un vistazo a los cargos contra Ulbrich encontraremos blanqueo de capitales, conspiración para realizar fraude informático y, lo más loco de todo, solicitar un sicario para eliminar a un usuario de Silk Road que le estaba chantajeando.


La operación contra Silk Road


¿Y cómo ha conseguido el FBI tumbar Silk Road? La poca información que circula es, casi tan llamativa, como todo el caso de Silk Road y la detención de "Dread Pirate Roberts". Según parece, el FBI logró localizar el pasado mes de julio uno de los servidores del servicio y, suponemos que entrando en el data center, clonó el disco duro del servidor.


Con esa información, el FBI se hizo, virtualmente, con una foto del servicio que le sirvió como base para desgranarlo y conocerlo mucho más en profundidad. Silk Road contaba con 957.079 usuarios registrados, de los que un 30% eran de Estados Unidos, un 27% no había especificado su localización y, el resto, procedía de países como Reino Unido, Australia, Alemania, Canadá, Suecia, Francia, Rusia, Italia y Holanda. Este casi millón de usuarios intercambiaba alrededor de 600.000 mensajes al mes y se realizaban unas 200.000 transacciones comerciales (sumando un total estimado de más de 9 millones de Bitcoins en los años de andadura del servicio).


Bitcoin - cierre de Silk Road

Zach Copley (Flickr)


Las consecuencias del cierre de Silk Road



pdfprintpmail