Quedate en casa



Archivado en Noticias, Acceso

El Gobierno aprobará esta semana el plan de sustitución de las líneas TRAC


El Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCYT) aprobará esta semana el plan de migración de 206.000 líneas de telefonía rural de acceso celular (TRAC) a otra tecnología que permita el acceso a Internet. Este plan estima una inversión global de 475 millones de euros durante el presente año y 2004, según señalaron a Europa Press fuentes del MCYT.





No obstante, estas fuentes precisaron que el aporte económico de la Unión Europea a través de los fondos FEDER para la citada migración, ya aprobado y cifrado en 145 millones de euros para el 2003 podría verse incrementada al aprobarse futuras partidas económicas para este fin.

Este plan será el resultado de la decisión que el Departamento que dirige Josep Piqué tome tras estudiar la propuesta tecnológica que Telefónica, como operador dominante y único que presta el servicio TRAC, le remitió el pasado mes de diciembre para llevar a cabo la citada sustitución.

En ella, la compañía optó por cuatro tecnologías diferentes procedentes de diversas operadoras para la migración de las TRAC, según señalaron a Europa Press fuentes de Telefónica. De un lado telefonía móvil digital a través de GSM, a la que se suma la tecnología de par de cobre, telefonía local vía radio (LMDS), así como otras por satélite.

Así, el operador dominante apuesta por una solución "multitecnológica" que atienda a criterios "económicos" y a la consideración de su mejor adecuación según la zona geográfica a ejecutar la citada migración de las TRAC.

"EN LA MISMA LÍNEA".

Aunque no será hasta la próxima semana cuando trascienda si finalmente Ciencia y Tecnología avala en su totalidad o parte esta propuesta o, por contra, la rechaza, fuentes del Ministerio señalaron a Europa Press que apuestan por una solución que aglutine a varias tecnologías de diferentes compañías. La propuesta de Telefónica reúne estas condiciones y --según las mismas fuentes-- "va en la misma línea" de lo defendido por este Departamento.

Al tiempo, desde el Gobierno también se apunta a que Bruselas también aboga por el empleo de distintas tecnologías para la sustitución de las líneas de telefonía rural de acceso celular y participación de varias empresas. De hecho, apuntaron que la Comisión Europea puso como condición estos dos requisitos para la recepción de fondos europeos FEDER para llevar a efecto la migración.

Como operador dominante, Telefónica de España está obligado a garantizar el servicio universal, que --desde la aprobación de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI)-- incluye el acceso a Internet. Pero ello no es posible en las zonas rurales de España donde disponen de líneas TRAC, incompatibles tecnológicamente con el acceso a la Red.

De ello se deriva la obligación de Telefónica de gestionar el citado proceso de sustitución de tales líneas. Por Ley, el operador designado para la prestación del servicio universal tenía que presentar al MCYT, para su aprobación en el plazo de un mes, previo informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, un plan de actuación detallado para garantizar que las conexiones a la red telefónica pública fija posibiliten a sus abonados el acceso funcional a Internet y, en particular, a los conectados mediante TRAC.

CONCURSO.

Siguiendo los plazos establecidos, Telefónica remitió al MCYT el pasado día 13 de diciembre un informe con su propuesta tecnológica para la citada migración de las TRAC, para lo que el Departamento dirigido por Piqué disponía de un mes para su estudio y avalar o descartar el mismo.

Telefónica abrió un concurso de adjudicación para ejecutar la citada sustitución, al que optaron cuatro operadoras con licencias de tecnología LMDS --Neo Sky (fruto de la unión de Neo y Sky Point), Iberbanda, Basa (Grupo Aló) y Broadnet--, junto a la filial del operador dominante dedicada a las comunicaciones celulares, Telefónica Móviles.

Los plazos establecidos para esta sustitución a la que deberá hacer frente la compañía o compañías adjudicatarias fijan para junio de este año la sustitución del treinta por ciento de las líneas TRAC y al menos el setenta por ciento antes del 31 de diciembre, con el objetivo de completarlo antes del 31 de diciembre de 2004, si bien, en todo caso, esta implantación alcanzará al menos al cincuenta por ciento de los citados abonados en cada una de las comunidades autónomas antes del 2004.

Reproducido de Europa Press.


pdfprintpmail