Archivado en Privacidad, Mundo Internauta

Vint Cerf el arquitecto de Internet se pasa al lado oscuro de la fuerza.


Tim Berners-Lee y Vint Cerf son los considerados padres fundadores de Internet, mientras el primero nos avisa de su preocupación por la vigilancia masiva y el peligro para la Democracia, el segundo se pasa al lado oscuro de la fuerza y afirma que “la privacidad es una anomalía”.




Según leemos en Europa Press, Vint Cerf ha querido dejar claro que no quiere que la gente piense que está siendo "superficial" al tratar un tema tan delicado como la privacidad en estos términos. Sin embargo, sí ha opinado que el concepto de privacidad que tenemos ahora lo han ido creando los seres humanos a medida que ha ido avanzando el desarrollo de la sociedad.

Por ejemplo, Cerf ha apuntado en un evento celebrado por la Federal Trade Commission estadounidense que en un pueblo de 3.000 personas "no hay privacidad, ya que "todo el mundo sabe lo que todo el mundo está haciendo". De esta forma, ha opinado que "la revolución industrial y el crecimiento de las concentraciones urbanas" fueron dando a las personas la necesidad de tener "sentido de anonimato".
De esta forma, según ha apuntado Cerf en declaraciones recogidas por The Verge, ha sido el crecimiento de las ciudades y el desarrollo de la sociedad lo que nos ha organizado en núcleos de personas mucho más amplios, con mayores posibilidades y necesidades de privacidad. Y ahora, de nuevo, el desarrollo nos lo está quitando, con lo que "cada vez será más difícil tener privacidad", según ha comentado Cerf.

Por otro lado, también hay que poner las declaraciones de Cerf en su contexto, puesto que ahora el co-creador de las tecnologías clave para el nacimiento de Internet, trabaja como evangelizador de Internet para Google y recorre el mundo hablando de las virtudes de la Red. Pero no solo defendiendo la libertad dentro del mundo cibernético, sino también quitando hierro al asunto de la pérdida de privacidad que nos amenaza últimamente, por lo visto, algo que es muy del interés de la compañía del buscador.

En cambio Tim Berners-Lee, ha hecho públicas unas declaraciones en las que advierte que el carácter democrático de la Red se está viendo amenazado por una creciente marea de vigilancia y censura como ha quedado patente tras conocerse que la agencia de seguridad estadounidense NSA monitoriza la actividad de numerosos gigantes de Internet y líderes mundiales.

A través del informe anual sobre el índice de la web en su Fundación Worl Wide Web llamado seguimiento de la censura global y recogido por la bbc, Berners-Lee hace especial incapié en el seguimiento de la censura global que está afectando a Internet, sugiriendo que el 94 por ciento de los países no supervisan adecuadamente la intercepción que hace el gobierno en Internet.

Además, se indica que el treinta por ciento de los países bloquean y filtran el contenido político que se encuentra en la red. Como conclusión ante estos datos, Berners-Lee dijo que "uno de los resultados más alentadores del índice web de este año es la forma en la que la web y las redes sociales están impulsando a la gente a organizarse, actuar y tratar de exponer irregularidades en todas las regiones del mundo".

Ante esto, muchos de los gobiernos se ven amenazados, por lo que hay una mayor vigilancia y un aumento en la censura, "poniendo en riesgo el futuro de la democracia", continuaba Berners-Lee.


A partir de ahora, las medidas para proteger los derechos a la intimidad y a la libertad de opinión y de asociación en línea son necesarias.

Timb Berners-Lee ha sido uno de los críticos más activos hacia la creciente vigilancia del gobierno tras las filtraciones desveladas por Edward Snowden, calificando a las agencias de espionaje para descifrar la encriptación como algo "estúpido y terrible".

Por último, en el informe elaborado por la Fundación de la Worl Wide Web, se clasifica a los países en medida del impacto social y político que tienen en la red, situando a Suecia como el país que encabeza el índice anual de la web, seguido de Noruega, Reino Unido, EE.UU. y Nueva Zelanda.

Además, la brecha digital cada vez es más acentuada en los países más pobres. Los derechos y las prioridades de las mujeres están mal atendidas en la red de la mayoría de los países investigados, donde se hace caso omiso a la información relacionada sobre violencia doméstica, salud sexual y reproductiva o la herencia.



pdfprintpmail