Archivado en Gobierno y Leyes

¿Es el final de la neutralidad de la red en Estados Unidos?


Que se haya conseguido evitar que la FCC fuerce la neutralidad de la red puede llevar a varias consecuencias, que a primera vista pueden parecer atractivas comercialmente pero que en realidad suponen una discriminación de parte de la red. Podría pasar, por ejemplo, que grandes compañías “comprasen” más ancho de banda y por lo tanto tuvieran una mejor carga simplemente porque se lo pueden permitir. Cada empresa ya paga sus gastos de hospedaje y ancho de banda consumido en la web a través de un hosting, pero se podría conseguir ventaja mediante negocios con operadoras. Grandes compañías como Netflix, cuyos servicios de streaming ocupan el 32% de todo el tráfico estadounidense, podrían pagar un cargo extra para garantizar un ancho de banda suficiente. Cargo que podría provocar una subida de precios en las suscripciones del usuario final.





Miguel López - genbeta.com.- Mientras que ahora mismo un servicio recién creado tiene las mismas oportunidades que todos los demás, en el futuro podríamos ver cómo las empresas que no paguen por esas ventajas que podrían surgir lo tendrían mucho más difícil simplemente por eso, porque no pagarían. Hay que recordar que todas las grandes potencias han crecido desde una pequeña página web, y que anular la neutralidad evitaría el desarrollo y la innovación por parte de esas empresas.



Las tarifas de datos patrocinadas, otra novedad que “disfraza” el fin de la neutralidad



AT&T



Otro escenario que puede hacerse realidad es la de las tarifas patrocinadas de datos. Ahora mismo todos pagamos una cantidad de dinero por tener datos móviles en nuestros smartphones y tabletas, pero ya se habla de poder tener esos datos completamente gratuitos. ¿Cómo? Mediante patrocinios o promociones.



Imaginémonos, por ejemplo, que un servicio de streaming de vídeo quiere promocionarse con el objetivo de captar usuarios. Es servicio se encarga, mediante tratos con operadoras, de que ver y cargar sus vídeos a través de nuestros smartphones sea gratuito y no implique un gasto de nuestra tarifa de datos móviles.



El cliente, atraído por esta ventaja, pasaría a utilizar este servicio de vídeos antes que los demás simplemente porque la promoción pagaría los datos utilizados. El resultado: otros servicios de streaming que quizás presentan mejoras competitivas o innovan en algún sentido se ven automáticamente discriminados porque su tráfico sí contaría en la factura.



Esto evoluciona, por ejemplo, en “paquetes promocionales” de las operadoras: Utiliza nuestra red móvil y podrás acceder a Facebook messenger, YouTube y Gmail gratis. Automáticamente el resto de servicios de mensajería instantánea, vídeo y correo se ven discriminados simplemente por una cuestión de negocio. En España tenemos ejemplos como Tuenti Zerolimites, que nos permite utilizar los servicios de Tuenti (red social, mensajería y llamadas VoIP) aunque no tengamos saldo; y Facebook tiene tratos en varias operadoras en 18 países para que éstas aventajen el acceso a su Messenger.



Lo que se debería haber hecho, lo que se debe hacer y las diferencias con Europa



union europea bandera



La FCC no habría tenido este revés (o al menos Verizon no lo hubiera tenido tan fácil) si los servicios de internet se hubieran considerado legalmente como “servicio universal” y no como “servicios de información” en los Estados Unidos. Esta diferencia, a los ojos del tribunal de apelaciones, ha hecho que Verizon consiga abrir una grieta en la neutralidad del tráfico de las redes en los Estados Unidos.



La buena noticia es que la Comisión Europea planea regular más adecuadamente la neutralidad en la red, aunque hace unos meses aún había desacuerdos en cómo hacerlo entre los comisarios (podrían abrir camino para tratos de promociones entre servicios y operadoras siempre que no se rompiera esa neutralidad). Pero con todo, en los países de la Unión Europea estaremos relativamente más protegidos a falta de saber más novedades.



Pero en los Estados Unidos puede haber un problema: Verizon (compañía que ha logrado este cambio en la FCC) ha comunicado que “está y estará comprometido con una Internet abierta que facilite a los usuarios un acceso sin obstáculos a las páginas web y su contenido, como, cuando y donde ellos quieran“, pero ahora no van a tener la regulación de la FCC para poder empezar a priorizar cierto tráfico de algún modo. Es algo que, definitivamente, puede hacer mucho daño a la innovación en internet si no se vigila.



Imágenes | Joye~, niXerKG, Chris Young y Quinet

En Xataka On | Neutralidad en la Red, la clave para el desarrollo y la innovación


pdfprintpmail