Archivado en operadoras

Ono da largas a Vodafone y opta por mantener la salida a bolsa


La decisión supone dejar de lado, por el momento, la oferta vinculante de alrededor de 6.900 millones de euros y en efectivo, que puso sobre la mesa el grupo británico Vodafone para comprar el 100% de la cablera. La oferta de Vodafone que ha estudiado el consejo era la segunda que presentaba el grupo británico, mejorando las condiciones de la primera.




Fuentes cercanas a la negociación señalan que la oferta de Vodafone no se estudió ni su aprobación fue tratada en el curso de la reunión del consejo. De esta forma el consejo de Ono considera insuficiente la actual oferta de Vodafone, pero nada impide que el grupo británico presente una tercera versión mejorada o que, durante el proceso de colocación, haya tiempo suficiente para que comparezca finalmente Liberty, el gigante norteamericano del cable. Liberty ya se inmiscuyó en la compra de Kabel Deutschland por Vodafone, y el resultado fue casi una subasta, por la que Vodafone acabó pagando 13,5 veces ebitda por la cablera alemana, bastante más que las aproximadamente 9,8 veces ebitda que ofrece ahora Vodafone. Sin embargo, los representantes de los accionistas han decidido por el momento seguir con el proceso de salida a bolsa, un proceso que incluye la venta de acciones por valor de algo más de mil millones -entre 1.000 y 1.200 millones de euros-, de los que unos de 800 millones corresponderían a acciones nuevas emitidas por medio de una ampliación de capital (OPS u oferta pública de suscripción) lo que dejaría una cifra relativamente pequeña -entre 300 y 500 millones de euros- a la venta de acciones por parte de los accionistas actuales (OPV, oferta pública de venta). Los bancos seleccionados por el grupo de cable para liderar el sindicato bancario que realice la colocación son Deutsche Bank y JP Morgan.

Empresas de Telecomunicaciones, medios y tecnología. Expansión.com

pdfprintpmail