Archivado en Sin Canon

OPINIÓN DE ENRIQUE DANS

Televisión y manipulación: LaSexta no es un medio de comunicación


Me entero a través de Twitter de que durante mi estancia en Nueva York, se ha emitido un programa de “Equipo de Investigación” en LaSexta para el que me estuvieron rodando durante una hora el pasado 12 de febrero, de 16:00 a 17:00.




LaSexta 2Me entero a través de Twitter de que durante mi estancia en Nueva York, se ha emitido un programa de “Equipo de Investigación” en LaSexta para el que me estuvieron rodando durante una hora el pasado 12 de febrero, de 16:00 a 17:00.

Según veo en la web, el programa en cuestión no ha utilizado ninguna de mis declaraciones, y en su lugar, han emitido un burdo ejercicio de manipulación, completamente monocolor y sin ningún atisbo de balance u opinión mínimamente discordante. Investigando un poco más, me encuentro con que David Bravo, que en su momento me dijeron que también iba a participar en el rodaje del programa, terminó por no hacerlo, sospechando cuál sería el resultado final.  Lo que cuenta David me suena totalmente conocido: sí, a mí en la primera conversación también me dijeron que se limitarían a “dar voz a todo el mundo” y que lo que pretendían era “demostrar que hay otras vías”. Y en efecto, pensé que sería mejor participar y por lo menos poder decir que había intentado proporcionar un punto de vista diferente.

Durante la hora que duró el rodaje, el comportamiento del equipo con el que estuve fue perfectamente correcto: aunque algunas de las preguntas podrían calificarse como mínimo de sesgadas, no tuve ningún problema a la hora de aclarar mis puntos de vista, fui repreguntado en varias ocasiones para permitirme reafirmar algunos de los puntos, y en la charla informal entre planos, varias personas del equipo me manifestaron abiertamente estar de acuerdo conmigo. Pensar que estuviesen ahí únicamente “por trámite” y que en ningún momento pensasen que ese material pudiese llegar a estar en el montaje final, como si pudiesen en realidad haber estado con las cámaras apagadas, es algo que sencillamente no me encaja. La conversación que mantuve con la reportera que me contactó, en la que desde el primer momento dejé claras mis posturas y que, a pesar de ellas, insistió en contar con mi opinión, me lleva a pensar que la decisión del montaje final en el que se excluyó mi material tuvo lugar a otros niveles.

La realidad, por tanto, es clara: en LaSexta hay, desde mi punto de vista, profesionales que intentan hacer su trabajo de la mejor manera posible, generar materiales razonablemente equilibrados y contar con una variedad de puntos de vista. Pero a otro nivel superior hay un auténtico equipo de censores, de verdaderos “comisarios políticos”, encargados de manipular ese material y montarlo de la manera que mejor sirve a intereses superiores. En este caso, y sabiendo quien es el accionista de referencia del canal, con arreglo a los intereses de Jose Manuel Lara, la persona que muy posiblemente represente una de las “manos negras” más importantes en España en el momento actual.

Cuando un medio de comunicación abandona de manera expresa todo atisbo de pluralidad y se entrega directamente a la defensa de los intereses económicos y empresariales de su propietario, deja de ser un medio de comunicación y se convierte en un simple panfleto, carente de cualquier tipo de crédito. Como La Razón, que ya no es un periódico, sino eso que te dan en el quiosco como se la dan a los tontos, y uno de los pocos medios con los que desde hace tiempo me niego a colaborar.

Los pesimistas dirán que en la España actual, todos los medios de comunicación se comportan así. Yo, por el momento, no tengo evidencia de ello, o no de manera general. Me han pedido opiniones en numerosas ocasiones desde todo tipo de medios, públicos y privados, y nunca me había encontrado con una situación de manipulación tan evidente y clara como la que he visto con LaSexta. Siempre que me han entrevistado, se ha terminado por utilizar alguna parte del material generado en el resultado final, y en pocas ocasiones me ha parecido que se hiciese con intención manipuladora (y cuando es así, utilizo mi modesta página para dar cuenta de ello, por denunciarlo y por ejercer mi derecho al pataleo). Pero el caso de LaSexta excede todo lo imaginable: no solo manipulan de manera burda y descarada, sino que además, desprecian toda opinión discordante, aunque esa opinión obre en su poder, ya generada por su equipo de producción. No, en ningún momento pretenden informar, sino todo lo contrario: desinformar, manipular, adoctrinar. Si ves LaSexta, ya sabes lo que te estás metiendo por los ojos. Y ten cuidado, no puede ser nada bueno.

Insisto: no culpo de ello a todo aquel que tiene relación con ese medio; mantengo la esperanza de que algunos de los profesionales que trabajan ahí estén, en muchos sentidos, frustrados por lo que sería su deseo de trabajar en una empresa decente. No puedo imaginarme al equipo con el que trabajé cerca de una hora para generar aquel material, estando mínimamente satisfecho con el resultado final de su trabajo. No me cuadra. Al igual que yo, han empleado su tiempo para una tarea inútil, estéril, absurda. Pero en fin, a ellos por lo menos les han pagado… Reproducido del Blog de Enrique Dans


pdfprintpmail