Archivado en Noticias, Privacidad, Mundo Internauta

La Asociación de Internautas lamenta que la UE haya buscado "más un titular que una solución práctica" al derecho al olvido


El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, lamenta que la Unión Europea haya buscado "más un titular que una solución práctica" al derecho al olvido después de que los ministros de Justicia de los 28 hayan aprobado la nueva norma cuyo objetivo es reforzar la protección de los datos personales en Internet frente al uso que hacen de ellos grandes compañías como Facebook o Google.




- EUROPA PRESS, MADRID.-

El nuevo reglamento, que recoge por primera vez de forma expresa el derecho al olvido --que ya ha sido reconocido por el Tribunal de Justicia de la UE-- es "positivo" para Domingo en cuanto a que defiende "garantizar la privacidad, no cuando la rompen los usuarios sino cuando lo hacen los gobiernos". Sin embargo, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que cuando se aborda el derecho al olvido "no queda claro quién manda porque dicen que son los jueces pero en principio son Google y Facebook".

"Este tema queda en tierra de nadie porque Google y Facebook tienen una responsabilidad que no se merecen-- ha añadido--. Yo creo que quien tiene que dirimir y acotar son los juzgados ordinarios de justicia. Además, hay que tener en cuenta que Internet no es Google pues Google recoge lo que está publicado en Internet".

A su juicio, la UE "no resuelve o se pone de perfil" en este asunto para el que entiende "que entienden que no se puede resolver de un modo claro" por lo que "no han entrado al fondo del problema". "Quién tiene que decidir es un juez porque el ciudadano se queda desamparado y yo no quiero estar en manos de una empresa privada", ha añadido.

Domingo ha puntualizado que "impensable imaginar, por poner un ejemplo, que Bárcenas o Zapata reclamen el derecho al olvido sobre las informaciones que han salido en Internet. Otra cosa es que se publique su teléfono o un dato de carácter personal". "No se puede borrar una información de lo que ha pasado", ha aseverado.

Por ello, ha indicado que este asunto "no se termina de resolver de un modo adecuado" porque "no se puede poner por encima de la libertad de información".

El nuevo reglamento aprobado este lunes tendrá una aplicación directa en los Estados miembros y sustituye a las 28 leyes nacionales vigentes, que en muchos casos son divergentes. La norma se aplicará a las empresas europeas pero también a las compañías extracomunitarias, como Facebook o Google, cuando ofrezcan sus servicios a consumidores europeos. Las empresas que incumplan sus obligaciones en materia de protección de datos personales en Internet se enfrentan a multas de hasta el 2% de su volumen de negocios o un millón de euros.

En cuanto al derecho al olvido, cualquier usuario tendrá derecho a que se borren sus datos personales, por ejemplo la información que haya descargado en una red social, si así lo reclama. Este derecho se refuerza para el caso de los menores. Además, si una persona pide a una empresa de Internet como Facebook o Google que borre sus datos, la compañía deberá remitir la petición a otros sitios donde esta información se haya replicado.

No obstante, el derecho al olvido queda limitado por otras consideraciones como el ejercicio de la libertad de expresión e información. Su aplicación en cada caso seguirá estando en manos de las autoridades de protección de datos o de los tribunales.


pdfprintpmail