Stop censura


Archivado en Opinion, Asociacion, Mundo Internauta, Gobierno y Leyes

asociación de internautas

El Parlamento Europeo desaprueba la Neutralidad de la Red.


El Parlamento Europeo ha aprobado la propuesta sobre la Neutralidad de la Red. Rechazando todas las enmiendas a un proyecto de ley que precisamente venía a asegurar un mercado único garantizando las comunicaciones electrónicas y, sobre todo, para impedir que las operadoras puedan priorizar el tráfico bajo sus propios términos dando al traste con la red igualitaria que conocemos ahora.




Se esperaba que el Parlamento Europeo apoyara sin fisuras el, hasta ahora, concepto de Neutralidad de red o Neutralidad en la red como un principio propuesto para las redes de telecomunicaciones de uso residencial y móvil, y potencialmente aplicable a todas las redes de comunicación, que describe cuál debería ser el tratamiento del tráfico que circula a través de ellas. Por ese motivo la neutralidad de la red es uno de los grandes principios sobre los que se ha construido Internet. Y se sustancia en que todo lo que se transmite en la red se transmita de la misma forma, sin discriminar ni distinguir el contenido de los paquetes.

Pues no; el Parlamento Europeo ha apostado descaradamente por las operadoras y les abre la puerta para que puedan aplicar ?medidas de gestión? del tráfico de datos que sean ?razonables?, también por y en circunstancias limitadas por el bloqueo o estrangulamiento de contenidos para evitar ciberataques o la congestión de tráfico sin más garantías de cara a la prestación del servicio contratado.

Además, y esto es un paso previo para facilitar la censura en la Red, la nueva regulación define varias clases de contenidos, cuyo ancho de banda es susceptible de ser acelerado o ralentizado con independencia de la congestión de tráfico o la capacidad de las infraestructuras entre los que se incluye el tráfico de contenido p2p o tráfico cifrado.

Por último, se permite a las proveedoras crear distintas velocidades de transmisión de datos. En definitiva se quiebra  el concepto de Neutralidad permitiendo a las proveedoras de ancho de banda crear paquetes de servicios que agrupen determinados contenidos en favor o detrimento de otros.

¿Pero quién ha explicado en el Parlamento qué es la Neutralidad en la Red?

En definitiva la EuroCámara se ha replegado al concepto vetusto de Neutralidad que defienden quienes claman por imponer un modelo de negocio para conseguir beneficios aprovechándose del control del servicio, más que por demanda de sus servicios, ajeno al interés general.

Obviando que en 2015 la polémica rebasa considerablemente  este antiguo y simple debate, porque entran en liza nuevos agentes como los proveedores de contenidos y los fabricantes de hardware y software, la EuroCámara les deja al pie de los caballos al igual que a todos los clientes de las operadoras sin responder preguntas como: ¿Sería adecuado que estas grandes compañías de servicios Inetrenet hagan pagos de contraprestación a fin de solventar las inversiones necesarias en infraestructura, por supuesto, en el marco de una Internet abierta, que no implique la degradación o bloqueo del resto de los servicios. Y ¿qué consecuencias tendrían estos movimientos para los usuarios conectados?.

Además la EuroCámara elude dar una respuesta a la nueva escena que los fabricantes de hardware y software están poniendo en entredicho: el concepto de interoperabilidad como la habilidad de dos o más sistemas o componentes para intercambiar información y utilizar la información intercambiada.  Esa concepción agrede directamente a la Neutralidad de la Red. Un claro ejemplo es la incompatibilidad entre apps de Apple y Android. 

En definitiva el Europarlamento no solo ha dado la espalda para lo que hasta ahora entendemos como Neutralidad de la Red, alejándola del interés general en unos momentos en los que este concepto ha quedado rebasado por la realidad de los hechos y el desarrollo de la Internet que estamos viviendo.

La Asociación de Internautas va a estar vigilante y activa en el proceso normativo que se tiene que dar en los próximos meses en España y propiciará el debate para revisar un nuevo concepto en el que se recojan todos estos intereses de proveedores de servicios, contenidos, fabricantes de hardware-software e internautas, bajo el manto del interés general.


pdfprintpmail