Archivado en Noticias, operadoras

Los operadores acumulan casi año y medio de subidas de tarifas


Las grandes telecos españolas acumulan incrementos de tarifas desde principio de 2015 y la concentración del mercado y los movimientos coincidentes de sus jugadores permiten aventurar que ni lejanamente se volverán a producir las rebajas del pasado.




Antonio Lorenzo en El Economista.- .- En concreto, Telefónica, Vodafone, Orange, Yoigo, Euskaltel, Telecable, R y la integrada Jazztel han incrementado sus precios en los últimos 16 meses, mientras que el conjunto de los operadores virtuales los mantuvieron congelados o aplicaron rebajas en el mismo periodo de tiempo. La anterior conclusión se desprende de los datos pormenorizados anunciados por los propios operadores en el momento de modificar sus tarifas.

Esta nueva situación del sector evidencia el inicio de un cambio de ciclo relevante. De hecho, antes de que las facturas de telecomunicaciones de los hogares reflejaran los últimos incrementos de los precios (y también de las prestaciones y servicios), las rebajas en los precios del sector fueron generalizadas desde el inicio de la crisis económica de 2008. Pero lo anterior se frenó con la llegada de Fusión de Telefónica, estrategia convergente que contagió a sus principales rivales. En conjunto, las ofertas integradas ofrecen más servicios y prestaciones con un precio unitario menor. No obstante, el gasto de las familias en el cómputo general aumentó con la existencia de mayores ventajas y contenidos.

Efectos de la concentración

Los mismos analistas apuntan que la concentración del negocio también impactó en el fin de las rebajas. Tras la compra de Ono por parte de Vodafone y de Jazztel por Orange, desaparecieron dos jugadores que hasta entonces habían dinamizado el mercado con sus ofertas agresivas. Estos operadores alternativos resultaron engullidos por dos de sus rivales, a su vez hambrientos de infraestructuras de fijo.

Ante esa situación, algunos de los expertos consultados sugieren a la Comisión Nacional de los Mercados y a la Competencia (CNMC) y las autoridades de competencia comunitarias "que tomen nota del efecto adverso de la fusiones sobre los precios". Los mismos también abogan por la necesidad de que irrumpa en España "un cuarto operador convergente con fuerza y ambición, capaz de convertirse en el Maverick del negocio y provocar cambios en la evolución de los precios del mercado".

Actuaciones de los 'grandes'

Vodafone ha sido el último de los grandes operadores de telecomunicaciones en anunciar subidas de sus tarifas convergentes a cambio de añadir unos servicios que no demandaban expresamente sus clientes. En total, desde enero de 2015 hasta la fecha, Vodafone ha elevado sus distintas tarifas con importes acumulados de entre 6,97 y 24,92 euros, en función de las distintas modalidades de contratación.

El último retoque al alza se hará efectivo el próximo 18 de abril, cuando el operador rojo elevará entre uno y tres euros su tarifa más extendida, con contraprestaciones como el aumento de datos para navegar en el móvil, la incorporación de llamadas gratis entre familiares, el roaming en todas las tarifas móviles, además de llamadas ilimitadas desde el teléfono fijo a fijos y móviles y la inclusión de la TV online para todos los clientes convergentes.

En noviembre de 2015, Vodafone aumentó entre 0,5 y 6 euros las tarifas de móvil, con incrementos de entre 100 MB y 2 GB en datos. También elevó las tarifas One, de entre 0,5 euros y 1 euro al mes, con aumentos de datos de entre 0,1 GB y 1 GB, para las nuevas altas con ADSL y con la inclusión del roaming. En julio de 2015, Vodafone encareció entre uno y dos euros sus tarifas convergentes, ambas con el incremento de 1 GB de datos.

En junio de 2015, el mismo operador elevó entre 2,77 y 3,72 euros las tarifas de fijo con banda ancha de Ono, con incremento de velocidad de 20 a 30 MB y de 50 a 100 MB, respectivamente. A lo anterior se añade el sobrecoste en 1 euro en las tarifas Mini, Smart, Red M, de 3 euros en Red L y de 9 euros en Red XL, siempre con más datos móviles, de entre 100 MB y 2 GB.

Telefónica ha encadenado incrementos en sus diferentes tarifas por valor de 14 euros desde principio de 2015 hasta la fecha. Así, encareció en tres euros el pasado enero las líneas móviles adicionales de Fusión (de 25 a 28 euros al mes). Luego, elevó el precio en otros tres euros el pasado diciembre, a cambio de acelerar las velocidades simétricas e incrementar en un 1 GB el volumen de datos móviles. En noviembre de 2015 también ajustó al alza las tarifas Vive 12, 25 y 33 y elevó en tres euros el servicio ADSL básico (excluido de Fusión).

Hace justo un año incrementó las tarifas en cinco euros al mes a cambio de triplicar la velocidad de la banda ancha de 10 MB y 100 MB hasta 30 MB y 300 MB, respectivamente. En enero de 2015, el mismo operador encareció el establecimiento de llamada de 18 y 18,5 céntimos hasta 20 céntimos.

Por su parte, Orange encareció sus tarifas convergentes en tres euros el pasado febrero, a cambio de aumentar la velocidad de conexión y añadir datos y más minutos de voz. En agosto de 2015, elevó en un euro la tarifa Delfín y en dos euros la Ballena, con velocidades simétricas y el doble de datos móviles, y la Canguro, en otros dos euros con 500 MB más de datos.


pdfprintpmail