Cuestionario sobre plataformas de movilidad


Archivado en Noticias, Mundo Internauta

Bruselas se dispone a presentar cargos contra Google por obligar a cargar sus 'apps' en Android


Se espera que este miércoles presente cargos contra Alphabet, la matriz de Google. La Comisión Europea cree que Google presiona por contrato a fabricantes y operadores para que preinstalen sus aplicaciones. El gigante informático tiene la opción de presentar alegaciones antes de llegar al capítulo de las multas, que pueden rondar hasta el 10% de la facturación.




20Minutos .- La Comisión Europea se prepara para presentar cargos contra Google por presionar a operadores y fabricantes de móviles del sistema Android a preinstalar sus aplicaciones. Para Bruselas, esa práctica va contra la libre competencia al dejar en desventaja a otros desarrolladores y representan un abuso de su posición de dominio.

Según han adelantado este martes los diarios Financial Times y Wall Street Journal, los cargos  serán presentados este miércoles contra Alphabet, la matriz creada el año pasado que aglutina a todas las empresas del buscador.

Tanto Google como la propia CE no quisieron adelantarse a los hechos y declinaron confirmar si el anuncio se producirá mañana.

Los cargos se centrarán en el hecho de que Google pide en sus contratos con fabricantes y operadores de móvil que preinstalen en sus productos una serie de sus aplicaciones, hasta 11, disponibles en el primer pantallazo del menú.

La amenaza de una disputa legal entre la Comisión Europea y Google ya viene anunciándose desde hace tiempo. Hace un año, el 15 de abril de 2015, cuando la CE acusó formalmente a la firma estadounidense de abusar de su posición de dominio en las búsquedas en internet al favorecer "sistemáticamente" su producto de comparación de compras en su buscador, anunció también la apertura de una investigación antimonopolio a Android.

Vestager ha querido determinar si Google establece acuerdos "anticompetitivos" con fabricantes de móviles y tabletas para instalar exclusivamente en ellos Android, si la firma ha impedido el desarrollo de versiones competidoras de ese sistema o si ha vinculado obligatoriamente algunas de sus aplicaciones y servicios, perjudicando así a otros servicios alternativos.

Este mismo lunes, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, explicó en una conferencia en Ámsterdam por qué vigila de cerca los contratos de Google con fabricantes y operadores de móviles.

"Cuando sacamos un nuevo smartphone de la caja, queremos que esté listo para usarse. Esperamos que el fabricante o la compañía operadora se hayan asegurado que las apps básicas, como las de búsqueda, están preinstaladas".

Obstáculos de Google

"Nuestra preocupación", añadió, "es que, al obligar a fabricantes y operadores a preinstalar una serie de sus aplicaciones, en vez de dejarles a ellos decidir qué programas van a cargar, Google pueda obstruir una de las principales vías para que nuevas apps lleguen a los clientes".

En su conferencia, Vestager recordó el caso Microsoft, que hace una década enfrentó al gigante informático con las autoridades europeas por el reproductor de vídeo que ya venía instalado con el programa Windows.

"Una de nuestras preocupaciones [entonces] fue el efecto sobre la innovación. Si el reproductor de vídeo de Microsoft ya estaba instalado cuando comprabas el PC, sería difícil convencer a la gente para que probara otras alternativas. Así que los innovadores estarían en una gran desventaja a la hora de tratar de alcanzar a nuevos clientes".

Según el diario El País, este pliego de cargos, que se espera sea probado por la CE este miércoles, representa una primera fase del proceso. La compañía tiene la oportunidad de presentar alegaciones antes de llegar al capítulo de las multas, que pueden llegar a ser hasta el 10% de la facturación del gigante informático.

Según Wall Street Journal, el año pasado la compañía tuvo ganancias por casi 59.000 millones de euros. De ello, casi la mitad vino de ingresos publicitarios vía móvil.

Por ello, el caso puede representar un gran escollo en el crecimiento de Google. Estadísticas presentadas por ese diario muestran que el sistema Android ocupa el 71% del mercado en Europa, mientras que en Estados Unidos llega al 59%.


pdfprintpmail