Archivado en Noticias, Software Libre

Microsoft dona 25 millones a España para frenar a Linux


Microsoft ha decidido donar programas de software por valor de 25 millones de euros a escuelas de las regiones españolas más desfavorecidas. Con este plan, Microsoft quiere competir con el programa de código abierto Linux, que ya ha sido implantado en las escuelas extremeñas y está también en los planes de Aragón y Andalucía. Piqué advirtió ayer de que elegir software abierto o comercial "es una decisión técnica, no política".





PATRICIA FERNÁNDEZ DE LIS .- EL PAÍS | El acuerdo entre Microsoft y Red.es -la entidad encargada de desarrollar la sociedad de la información en España- lo firmaron ayer el ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, y Steve Ballmer, presidente de Microsoft, que está de visita en España. La multinacional donará programas informáticos por valor de 25 millones de euros para las escuelas de las comunidades autónomas cuyo producto interior bruto no supere el 75% de la media de la UE.

Además, Microsoft invertirá cinco millones en el desarrollo de proyectos de formación en educación primaria y secundaria, realizará acciones en las universidades y pondrá en marcha un programa para alumnos de formación profesional. Es, en definitiva, un plan con el que Microsoft quiere implicarse directamente en el sistema educativo español.

El acuerdo llega en un momento en el que empresas, administraciones y escuelas se plantean emigrar al sistema operativo Linux. El código de este programa puede ser libremente creado y modificado, y no hay una empresa detrás de él; lo crean cientos de miles de programadores. En España, Extremadura fue la pionera al implantar Linex, una versión de Linux, en su sistema educativo. La comunidad autónoma asegura que se ha ahorrado millones de euros al no pagar licencias comerciales, y que además posee el código del programa. Andalucía y Aragón se plantean hacer lo mismo. Las tres comunidades, gobernadas por el PSOE, están incluidas en el plan de Microsoft.

Josep Piqué advirtió ayer de que la elección entre el software libre y el comercial "es una decisión técnica, no política. No se puede identificar el software libre con el más adecuado, porque puede serlo o no. El Gobierno es neutral, y seguirá siéndolo". Steve Ballmer, por su parte, animó a los clientes a elegir el mejor producto, pero advirtió de que Linux lo crean "voluntarios sin sueldo", lo que "difícilmente" estimula el crecimiento de la industria. Ballmer, además, comió con directivos españoles y presentó el nuevo producto de la compañía, Windows Server 2003.