Quedate en casa




   Noticias -20/Agosto/00

LOGO

  
El Gobierno de EEUU quiere más autoridad para espiar comunicaciones telefónicas y digitales

En julio el FBI dió a conocer algunas capacidades del programa de ordenador "Carnivore" que permite la vigilancia de las comunicaicones en Internet

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, quiere más autoridad para espiar las comunicaciones telefónicas y digitales en sus investigaciones de las actividades delictivas. Stephen Colgate, secretario asistente de Justicia, dijo ayer, que sin el acceso a algunas modalidades de comunicaciones, como los códigos con tarjetas de crédito, los investigadores no pueden seguir las operaciones de los traficantes de drogas y otros criminales.

CiberEstrella/Madrid

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, quiere más autoridad para espiar las comunicaciones telefónicas y digitales en sus investigaciones de las actividades delictivas.

Esta semana, el Tribunal federal de Apelaciones del Distrito de Columbia anuló las nuevas normas establecidas por la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC por su sigla en inglés) para autorizar las intervenciones de comunicaciones.

El secretario asistente de Justicia, Stephen Colgate, dijo ayer, que "sin el acceso a algunas modalidades de comunicaciones, como los códigos de acceso con tarjetas de crédito, los investigadores no pueden seguir las operaciones de los traficantes de drogas y otros criminales".

Las normas que había dictado la FCC habrían dado a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) el acceso a una amplia gama de información confidencial, incluidos los códigos de las tarjetas de crédito, una vez que un juez autorizara la intervención de comunicaciones.

La secretaria de Justicia, Janet Reno, dijo que se podía "demostrar que esas capacidades deben incluirse en las normas de la FCC y que se pueden satisfacer las preocupaciones del tribunal".

La preocupación acerca del espionaje policial de las comunicaciones aumentó en julio cuando el FBI dio a conocer algunas capacidades de su programa de ordenador "Carnivore", que le permite la vigilancia de las comunicaciones en internet.

El FBI ha afirmado que el acceso a la información obtenida con el "Carnivore" está regulada estrictamente por las órdenes de los tribunales necesarias para la autorización del uso de esa técnica.

La decisión del Tribunal de Apelaciones no se refiere al "Carnivore" pero quienes defienden el derecho a la intimidad sostienen que el fallo judicial exige que la policía deberá indicar que hay una necesidad urgente antes de que se intervenga en las conversaciones privadas.

"El tribunal ha rechazado la actitud del FBI que básicamente dice 'confíen en nosotros'", dijo James Dempsey, portavoz del Centro para la Democracia y la Tecnología, y añadió que "arroja una sombra de duda sobre la legalidad del Carnivore".

"El Gobierno no puede recibir un torrente de información sólo sobre la base de una promesa de que no hará, con esa información, algo que no se supone que haga", agregó.

El Departamento de Justicia ha establecido un grupo técnico que revisará el "Carnivore", y Colgate dijo que ese estudio se habrá completado hacia el primero de diciembre.

REPRODUCIDO DE  CIBERESTRELLA