Guia práctica para hacer compras en internet



   Noticias - 02/Diciembre/99

LOGO

  

La UE aprueba la regulación sobre la firma electrónica para operaciones en Internet

La firma electrónica servirá para operaciones comerciales y para obtener documentos oficiales

SALVADOR ENGUIX
Corresponsal


BRUSELAS. - Los ministros de Telecomunicaciones de la UE aprobaron ayer en Bruselas la directiva comunitaria que establece las condiciones para el reconocimiento de la firma electrónica con igual valor que la manuscrita. Es esta una norma clave en el desarrollo del comercio a través de Internet que permitirá, a juicio de la Comisión Europea, fomentar el comercio electrónico en Europa en un sector dominado por EE.UU., cuyos operadores absorben el 85% del mercado mundial. A juicio del ministro de Comunicaciones finlandés, Olli-Pekka Heinonen, que presidió el Consejo, "la nueva directiva es un acuerdo histórico en un sector donde todo avanza deprisa y donde Europa debe actuar, por tanto, con rapidez".

Los Quince alcanzaron el pasado mes de abril un principio de acuerdo, que fue ratificado por el Parlamento Europeo el pasado 27 de octubre, después de difíciles negociaciones sobre los niveles de seguridad que se deberán exigir para autentificar este tipo de rúbricas. La nueva directiva establece el marco legal en el que pueden actuar las entidades o empresas de certificación de firmas electrónicas que serán, en última instancia, las responsables de garantizar la seguridad de las transacciones y la identificación de quienes las efectúan a través de Internet. Estos organismos certificarán si el titular de una firma electrónica es efectivamente la misma persona física que suscribe un contrato de compraventa en Internet. Era, justamente, la falta de esta garantía la que frenaba la implantación del comercio electrónico.

La firma se hará a través de una tarjeta inteligente, similar a las de crédito, en la que se incorporará una clave privada que sólo conocerá el titular, para equiparar su valor al de la firma manuscrita. Con su implantación, la firma electrónica sustituirá las colas en las oficinas administrativas ya que será posible de manera segura obtener pasaporte, un DNI, una partida de nacimiento o cualquier otro papel administrativo con gestión a través de Internet. Como ejemplo, se prevé que para el año 2000 el comercio electrónico facturará más de 240.000 millones de dólares.

El secretario general de Telecomunicaciones español, José Manuel Villar, anunció al respecto que la aplicación de esta nueva directiva en España "no va a suponer modificaciones en el real decreto ley sobre la firma electrónica" presentado por el Gobierno español, convalidado el pasado 21 de octubre en el pleno del Congreso y que ahora se está tramitando como proyecto de ley.

 

REPRODUCIDO DE LA VANGUARDIA