Quedate en casa




   Noticias - 03/Junio/99

LOGO

  
Los Internautas fransceses harán huelga a pesar de las rebajas en las tarifas

La rebaja de tarifas para el acceso a Internet en Francia no evita la huelga del 6 de junio

Las asociaciones francesas de internautas han asegurado que continúan apoyando la huelga europea de no conexión del domingo. Las rebajas en la tarifa de conexión a Internet a France Télécom concedidas por el Gobierno no han sido suficientes.

Ellos fueron los organizadores y ahora continúan apoyando la huelga. El próximo 6 de junio, los internautas franceses, al igual que los del resto de países europeos adheridos, estarán en huelga de no conexión para reclamar un acceso a Internet asequible y de calidad. Esta constatación la han hecho
llegar hoy mismo las asociaciones francesas a las organizaciones paralelas de los otros países implicados, como es el caso de la Asociación de Internautas (AI) en España. Desde la AI, su presidente, Víctor Domingo, asegura que "la huelga va mucho más allá. Aunque las rebajas son un paso positivo, buscamos mucho más". Para Domingo, aunque los acontecimientos en Francia significan un avance, se
trata de algo similar a lo que ocurrió en España con la tarifa plana por ADSL y con los bonos descuento que "eran atractivos pero necesitamos mucho más; por ello tampoco cancelamos la huelga en aquel momento".

La propuesta gubernamental que obliga a France Télécom a emitir bonos de descuento para los internautas permitirá conectarse durante 20 horas por 100 francos entre las 18.00 horas y las 8.00 horas del día siguiente. Pero no permite un acceso completo por tarifa plana a la red. La conexión a Internet
significa en Francia el 12% de las llamadas locales que se efectúan, mientras que se calcula que en el 2002 este tipo de llamadas llegarán al 50%.

La decisión del Gobierno francés permite a los internautas una nueva opción: las operadoras alternativas a France Télécom pueden dar acceso telefónico local a sus abonados. Estas empresas son en estos momentos Le 7, Tele2 y Siris y podrán facturar directamente a los internautas sin tener que pasar por France Télécom. Esta operadora impondrá, por su parte, una tarifa de interconexión a las demás para que puedan ofrecer este servicio, y es aquí donde se supone que puede haber más problemas. Según informa "Le Monde", France Télécom ha reaccionado ante la noticia fríamente y ha declarado a este rotativo que "la apertura del mercado le llevará a subvencionar a las operadoras que compiten con ella".

REPRODUCIDO DE WORLDONLINE